| 2/12/2014 5:57:00 PM

Otra expulsión en el mercado de valores

El Autorregulador del Mercado de Valores impuso a Liliana Bustos Castro, a través de la suscripción de un Acuerdo de Terminación Anticipada (ATA), la sanción de expulsión del mercado.

La sanción de expulsión obedece a que la corredora Liliana Bustos celebró operaciones por cuenta de cinco de sus clientes, y suministró información inexacta e incompleta a tres (3) en relación con la composición y valoración de sus portafolios.

Las operaciones fueron realizadas durante el primero de enero de 2010 y el 26 de enero de 2012, período en el que la funcionaria trabajaba en Global Securities S.A.

Una vez se dieron a conocer los hechos, la sociedad comisionista Global Securites S.A. suscribió actas de conciliación o acuerdos de transacción con los cinco clientes a través de los cuales se obligó a restituir $1.522 millones a los mismos.

De acuerdo con Bustos Castro no existió intención de generar daño a los clientes y que su actuar fue imprudente y negligente, más no doloso.

El AMV consideró que la corredora de bolsa con su actuación desconoció varias disposiciones normativas que están dirigidas a mantener la seguridad y el correcto funcionamiento del mercado de valores, como también a proteger la confianza de los inversionistas en dicho mercado.

Con la sanción de expulsión, la corredora no podrá realizar directa o indirectamente intermediación en el mercado de valores, ni actividades relacionadas, durante un periodo de veinte años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?