| 4/18/2013 2:00:00 PM

Europa se queda plana ante datos débiles en EE.UU.

Los principales índices bursátiles europeos recortaron ganancias y cerraron este jueves mayormente planos, tras más datos corporativos y económicos débiles en Estados Unidos y Europa que avivaron la preocupación sobre las perspectivas de crecimiento.

El índice FTSEurofirst 300 cerró con una caída del 0.03%, a 1,147.38 puntos, después de haber caído desde un máximo en la sesión a 1,154.62, registrando su quinto descenso consecutivo y acumulando un descenso del 3.5% en lo que va del trimestre.

El bancario fue el sector más golpeado, con una caída del 1,1% liderada por un descenso del 3.5% en los papeles de Societe Generale. Los operadores mencionaron los débiles resultados de Morgan Stanley como contribución al declive.

Esos resultados siguieron a las débiles ganancias de compañías europeas como Sodexo y Nokia, cuyas acciones perdieron 9,6 y un 8,3%, respectivamente.

En general, las compañías del STOXX Europe 600 reportarían utilidades en el primer trimestre que estarían 3.9 por ciento por debajo de las expectativas, de acuerdo a Thomson Reuters StarMine.

El ánimo de los inversionistas acusó también el impacto de varios datos de la economía de Estados Unidos que estuvieron por debajo de lo esperado, una nueva preocupación para aquellos que esperan que el crecimiento estadounidense de respaldo a los resultados corporativos y contrarreste la debilidad en Europa.

Los resultados corporativos no fueron todas malas noticias, sin embargo, pues Syngenta AG, el mayor fabricante mundial de agroquímicos, reportó sólidas ventas en el primer trimestre y sus acciones subieron 3 por ciento. El sector químico avanzó 0,6%.

También subieron las acciones de GlaxoSmithKline 3.2%, luego de que un panel estadounidense recomendó la aprobación de su fármaco Breo Ellipta.

Reuters/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?