| 3/7/2012 7:00:00 AM

En qué quedó la carrera republicana después del Supermartes

En el papel, Mitt Romney fue el claro ganador de las elecciones primarias celebradas el martes en 10 estados de EE.UU. Pero, en la práctica, las cosas son mucho menos claras.

;
BBC
La victoria de Mitt Romney en seis de los diez estados donde se disputaron elecciones primarias el martes, lo ha consolidado como el favorito para hacerse con la candidatura a la presidencia de Estados Unidos por el partido Republicano.

Pero la contienda aún no está decidida.

Como se esperaba, Romney obtuvo la mayoría de los votos en Massachusetts –estado del que fue gobernador-, así como en Idaho, Vermont, Virginia y Alaska.

Y también derrotó "por los pelos" a su principal rival, Rick Santorum, en Ohio, un estado considerado clave.

Santorum, sin embargo, obtuvo la mayoría de delgados en Tennesse, Oklahoma y Dakota del Norte.

Y hasta Newt Gingrich tuvo razones para celebrar, luego de su victoria en su estado natal: Georgia.

"En el papel, viendo los números, Romney es el obvio ganador. Pero la verdad es que aún no ha podido cerrar el trato", explicó el editor para EE.UU. de la BBC, Mark Mardell.

"Él es quien tiene la mejor organización y más dinero, pero no ha podido propinar el golpe de nocaut", agregó.

El "anti-Mitt"

Efectivamente, aún después de su victoria en el Supermartes el exgobernador de Massachusetts sólo suma 407 delegados a la convención nacional que elegirá al candidato republicano en agosto.

Y el "número mágico" para garantizar la nominación es 1.144.

En las últimas semanas, Rick Santorum se ha consolidado además como una amenaza real para las aspiraciones de Romney.

Y la victoria de Gingrich en Georgia también lo regresó a una carrera en la que parecía había perdido todas sus posibilidades. De hecho, a partir de hoy contará con protección del Servicio Secreto, asignada por el gobierno estadounidense únicamente a los candidatos "con posibilidades".

Para Mardell, sin embargo, no hay dudas de que Santorum es,
hoy por hoy, el principal "anti-Mitt".

"Aunque si quiere convencer a la gente que puede ser el candidato Republicano, y no sólo un receptáculo de los votos de protesta de los conservadores, tendrá que conseguir resultados excepcionales en las próximas primarias", explicó el especialista de la BBC.

Así las cosas, Mardell considera que Romney a veces se debe sentir "como si se estuviera arrastrando por una pradera sin fin cubierta con vidrios quebrados, en la que el espejismo de una eventual victoria brilla siempre en la distancia".

En otras palabras, la carrera continúa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?