| 10/29/2012 7:00:00 AM

Empiezan las ofertas para Cemex

Además de posicionar a Bogotá como centro bursátil, la metodología que utilizará la compañía para vender sus acciones revolucionará el mercado y la forma de emitir en el país.

Desde esta semana Cemex Latam abrirá los libros de la compañía a los inversionistas interesados con la finalidad de que éstos acorde a los balances y números de la cementera determinen cuánto estarían dispuestos a pagar por los títulos de la compañía.

Es así como la misma compañía ha establecido que durante ocho días se mantendrán abierto dos libros que tendrán su fecha límite a más tardar el 7 noviembre, para exponer el precio fijado por acción el 17 de noviembre tras realizar los balances pertinentes.

El monto mínimo a colocar será de 50 millones de acciones, pero dependiendo de la demanda que realicen los inversionistas se decidirá si formaliza o no la oferta realizada. Además se espera que esta emisión se convierta en una de las más grandes del sector privado en el país, por lo que la compañía estima que podría llegar a los US$1.000 millones. Cemex estableció un rango de precio de entre $11.000 y $13.500 por título.

En cuanto al escenario sobre un coletazo internacional que minimice la dinámica del mercado bursátil y el desempeño de las últimas colocaciones, la compañía asegura que no está preocupada porque confía en que los índices macroeconómicos del país resistan un coletazo y que, de darse esta situación, están preparados para asumir dicho riesgo, pues aunque la emisión se destinará a anticipar el pago de la deuda que tiene Cemex, es claro que no sólo ese dinero se encuentra destinado a este propósito.

Cemex acordó con sus acreedores extender entre tres y cuatro años la mayor parte de su deuda que vencía en el 2014, en una bocanada de aire fresco para sus apretadas finanzas.

Cemex detalló que un 92,6% de sus acreedores aceptó modificar un acuerdo de financiamiento firmado en el 2009 para canjear la deuda y enmendar algunas de las condiciones establecidas en el contrato.

Cemex buscaba intercambiar alrededor de US$7.200 millones de deuda con vencimiento en el 2014, que eran parte de los US$15.000 millones que logró refinanciar en el acuerdo del 2009.

La cementera detalló que algunos acreedores aceptaron intercambiar su deuda por US$500 millones en notas que vencen en el 2018, con una tasa de interés anual del 9,5%, y que el resto de los pasivos se canjeó por nuevos créditos y notas privadas que maduran en el 2017.

El nuevo acuerdo contempla un pago anticipado de US$1.000 millones en marzo del 2013, una amortización de US$500 millones en febrero del 2014 y dos de US$250 millones en junio y diciembre del 2016.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?