| 2/26/2013 7:40:00 AM

Elecciones de Italia también golpearon las bolsas de Asia

Los mercados bursátiles de Asia bajaron, aparentemente contagiados por el resultado incierto de las elecciones italianas.

La Bolsa de Tokio retrocedió 2,26% en el índice Nikkei debido a que el resultado en Italia, que complica el futuro de la reforma fiscal, reavivó los temores con respecto a la crisis en la zona del euro, indicaron analistas locales.

El Nikkei cerró con una caída de 263,71 puntos y quedó en 11.398,81 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, bajó un 1,42%, o 13,93 puntos, y se situó en 966,77 puntos.

En Seúl también la bolsa cerró la jornada en rojo debido a la preocupación de los inversores sobre el futuro de la crisis de la zona euro.

El índice referencial Kospi bajó el 0,47%, 9,51 puntos, hasta 2.000,01 unidades en una sesión en la que se movieron 3.220 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq, por el contrario, ganó el 0,24%, o 1,29 puntos, hasta los 528,56 enteros.

La bolsa de Shanghái cayó un 1,4%, ya que el índice general concluyó su cotización diaria en 2.293,34 puntos, o 32,48 puntos por debajo del cierre de ayer. El volumen de negocios fue así de 95.000 millones de yuanes (11.670 millones de euros, 15.250 millones de dólares).

El mercado bursátil de Hong Kong sufrió una bajada del 1,32%, o de 300,39 puntos, en el índice referencial Hang Seng que se situó al cierre en los 22.519,69 enteros.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado bajó el 1,05%, o 34,50 puntos, y el índice Straits Times acabó en 3.254,26.

En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur mermó un 0,19%, o 3,17 puntos, para que el índice KLCI llegase a 1.624.18.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok perdió el 0,64%, o 9,81 puntos, y el índice SET se colocó en 1.530,32.

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?