| 7/30/2013 6:50:00 AM

El rojo marcó las bolsas latinas

Cerraron a la baja en una jornada en la que su principal referente, Wall Street, permaneció estable a la espera de las conclusiones que emita el miércoles la FED.

En medio de este panorama, las plazas latinoamericanas cerraron a la baja, afectadas, en su mayoría, por los movimientos locales.

Así, el corro paulista bajó un 1,32%, tras la caída de valores estrella como Petrobras y Vale, y el índice Ibovespa quedó en 48.561 puntos, en una jornada en la que se comercializaron acciones por
6.317 millones de reales (unos US$2.270 millones).

Asimismo, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se depreció un 0,26% y el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se ubicó en 40.236,55 unidades, luego de transacciones por 8.960 millones de pesos (US$701 millones).

A su vez, el Merval de la plaza bonaerense descendió 1,40% y se acomodó en 3.336,74 enteros, al cabo de movimientos que sumaron 35 millones de pesos (US$6,3 millones de dólares).

También, arrastrada por los números rojos de las acciones de la Sociedad Química y Minera (SQM), la plaza santiaguina retrocedió 1,46% en el IPSA, que quedó en 3.748,36 puntos, con un monto de
acciones intercambiadas que llegó a 98.234.102.016 pesos (US$192,61 millones de dólares)

A su vez, el Índice General de la Bolsa de Valores de Lima cerró en 15.122,77 unidades tras registrar una baja del 1,23%, en una sesión en la que se negociaron 14.542.250 nuevos soles (unos US$5.222.571).

Y el mercado de Montevideo, el Imebo cerró con una variación negativa del 0,04 % y llegó a los 3.778,56 enteros, con 69.742.748 pesos (unos US$3.266.691) en operaciones.

En contraste, en Colombia, el índice general (IGBC) ganó un 1,15% y terminó en 13.436,99 puntos, tras comercializarse títulos por 131.039,91 millones de pesos (US$69,32 millones).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?