| 4/9/2013 11:21:00 AM

'El reclamo' si es efectivo en Superfinanciera

En el último año la Superfinanciera, a través de su Delegatura para Funciones Jurisdiccionales, recibió un total de 302 demandas de los consumidores financieros.

La Superintendencia Financiera entregó un balance del primer año de funcionamiento de la Delegatura para Funciones Jurisdiccionales, la cual se encuentra al servicio de los consumidores financieros del país desde abril de 2012.

La entidad destacó el aumento progresivo en el número de demandas presentadas por los consumidores financieros, ya que mientras entre el 12 de abril y el 31 de diciembre de 2012 recibió 188 demandas, durante el primer trimestre de 2013 han sido instauradas 114 demandas.

Para la Superfinanciera, este comportamiento es el resultado del fácil acceso a la administración de justicia en cabeza de la Entidad y un reconocimiento por parte de las entidades vigiladas y de sus consumidores a la labor que viene desempeñando la Delegatura para Funciones Jurisdiccionales, permitiendo su progresiva acogida por el público en general.

En total, durante este primer año de las funciones jurisdiccionales al servicio del público, la Superfinanciera recibió 302 demandas, de las cuales 27 culminaron con la aprobación de acuerdos conciliatorios, 39 con sentencia (25 de ellas a favor del consumidor financiero) y 18 demandas desistidas en virtud de acuerdos logrados directamente por las partes.

La duración en promedio de un proceso es de 116 días calendario, contados desde la fecha de presentación de la demanda hasta su culminación, esto es, cerca de cuatro meses, lo que muestra la efectiva celeridad procesal para la cual fue creada la Delegatura.

Es de destacar que, gracias a la especialidad que en la materia ha desarrollado la Superintendencia Financiera, las decisiones apeladas han sido confirmadas sustancialmente por la Sala Civil del Tribunal Superior de Bogotá.

En este primer año de funciones, este mecanismo ha demostrado su eficacia en la protección de los derechos de los consumidores y de las entidades sometidas a vigilancia de la Superfinanciera, quienes han encontrado una verdadera herramienta especializada que les permite acceder a una justicia ágil y económica, que de manera definitiva y de fondo resuelve sus controversias mediante un trámite expedito e imparcial, logrando una atención eficiente y oportuna a sus necesidades.

Como se recordará, desde abril de 2012 y con la entrada en vigencia de la Ley 1480 de 2011 “Estatuto del Consumidor Financiero”, la Superintendencia Financiera tiene a su cargo la atención de las demandas presentadas en ejercicio de la acción de protección al consumidor relacionadas con las controversias contractuales entre los consumidores financieros y las entidades sometidas a su vigilancia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?