| 9/17/2012 5:00:00 PM

El mundo ya confía en los bonos colombianos

Así lo insinuó el Presidente Juan Manuel Santos, durante la inauguración de las nuevas rutas del Metro de Medellín, donde dijo que se están materializando los esfuerzos hechos.

El mandatario afirmó este lunes que la colocación de bonos soberanos de Colombia por un billón pesos, hecha el viernes pasado, “es la demostración, ya en el terreno, de la tremenda confianza que en el mundo entero los inversionistas están teniendo en nuestro país”.

Se refirió a la publicación de un diario británico, que consideró que Colombia pasó rápidamente “del terrorismo al turismo” y dijo que poco después fue la emisión del TES Global en los mercados internacionales a diez años, a la tasa de 4,50%.

“Es decir, los compradores de esos bonos que están dispuestos a apostarle al país, en diez años van a recibir un interés del 4.5%. Ese interés tan bajo nunca en nuestra historia lo habíamos logrado, sobre todo denominado en pesos y no en monedas fuertes”, subrayó.

El Presidente Santos hizo énfasis en que a los bonos colombianos se les aplica “un interés mucho más bajo que a la mayoría de los países desarrollados hoy en día” y reiteró que es una señal de que “vamos por buen camino, vamos por el camino indicado”, aunque “no sin problemas”.


La emisión

Los bonos colombianos se emitieron en los mercados internacionales con vencimiento en marzo de 2023, a la tasa de 4,50%. El bono global está denominado en pesos colombianos y es pagadero en dólares estadounidenses.

Se trata de la tasa más baja de la historia para un título de 10 años en pesos. La emisión fue registrada ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) y actuaron como agentes colocadores Bank of America, Merrill Lynch y Morgan Stanley.

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?