| 4/13/2011 4:50:00 PM

El engaño de General Electric

Un engaño sobre los impuestos de General Electric, GE, derrumbó por minutos la cotización de las acciones de la empresa en la Bolsa de Valores de Nueva York la mañana del miércoles antes de que se notara que la información era falsa.

Associated Press difundió un cable asegurando que GE devolvería al tesoro de los EE.UU. unos US$3.200 millones que según el comunicado llegado a la redacción de la agencia de noticias la gigante energética había recibido como “regalo” del gobierno federal.

El dato parecía destinado a alimentar la polémica sobre el bajo nivel de impuestos que GE pagó en 2010, según un reportaje presentado hace unas semanas por The New York Times.

Pero se trataba de una treta de un grupo de activistas que quieren supervisar el comportamiento fiscal de las grandes corporaciones, algo que se supo cuando GE salió a aclarar el punto.
Fines y medios

Al explicar lo que muchos consideran una falla editorial, AP recibió un e-mail con el logo de GE y un link a un sitio web “parecido” al de la compañía.

Ahora se sabe que el origen del falso comunicado fue el grupo US Uncut, una organización que aboga una reducción de la evasión de impuestos entre las empresas.

“No es nuestro interés engañar a los medios. Es sólo el medio para un fin”, dijo Mike Bonanno, un miembro de la coalición, que se define como un movimiento ciudadano de base.

“Nosotros decimos pequeñas mentiras, mentiras fugaces que logran mucha atención por parte de los medios. Si GE manda un comunicado de prensa, la gente escucha. En cambio, si nosotros mandamos un comunicado de prensa no”.
“Fue un engaño”

“Primero, no recibimos ningún reintegro de impuestos, y dos, (el comunicado) fue un engaño” dijo a la prensa el portavoz de GE, Andrew Williams.

Tras el informe de The New York Times, GE se ha visto en la necesidad de explicar sus estrategias contables.

La empresa niega que no haya pagado tasas el año pasado, aunque reconoce que su declaración fue baja debido a las grandes pérdidas registradas por su brazo financiero durante la crisis del 2008-2009.

En marzo, el jefe ejecutivo de la compañía, Jeff Immelt, reconoció durante una conferencia en Washington que sus contadores tratan de mantener la declaración de impuestos tan baja como sea legalmente posible.

En 2010 GE usó una serie de paraísos fiscales que asegura que son legales y que le permitieron obtener un buen reintegro el año pasado.

La compañía ganó US$11.000 de unas ventas totales de US$150.000 millones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?