| 8/2/2016 12:01:00 AM

El banco que espera dejar las pérdidas de la mano de las pymes

Se rindió con el microcrédito y decidió cambiar de estrategia. Tras tres años en negativo podría llegar al punto de equilibrio.

Procredit está viviendo una difícil transformación en Colombia para ajustar la estrategia de su negocio. dicho cambio ha llevado a la entidad a registrar pérdidas en los últimos tres años y en los cinco primeros meses de 2016 acumula un resultado negativo por unos $3.000 millones.

El banco más pequeño del país por nivel de cartera y depósitos está dejando de lado el microcrédito para enfocarse en los préstamos comerciales a pequeñas y medianas empresas.

Un reporte de Fitch Ratings menciona que Procredit no logró cumplir los objetivos que tenía en 2008 cuando llegó a Colombia a ofrecer microcréditos. Entonces las directivas decidieron ajustar el rumbo. El cambio comenzó en 2013 y no ha sido fácil.

“El proceso de reorganización se reflejó en el cierre y reubicación de oficinas, en una reducción de funcionarios y una inversión importante en capacitación de personal”, dijo la firma en las notas a sus resultados del año pasado.

A diciembre del 2015 tenía 8 oficinas y apenas 145 empleados. En ese grupo invirtió poco más de $9.000 millones en los últimos dos años en materia de capacitación para el segmento.    

La cartera de la entidad ha estado cayendo con fuerza en los últimos años en especial en ciudades como Medellín y Cali, en donde casi desapareció. En Bogotá la reducción también fue importante pero la capital sigue siendo la base de las operaciones en Colombia.

Fitch cree que la ‘depuración’ del balance de la entidad está cerca de su final y que estará lista para crecer de nuevo este año. Al menos en cartera. En efecto los préstamos comerciales ya representan más del 80% de la cartera total.   

A pesar de las pérdidas en los últimos años, la entidad tiene músculo financiero de respaldo en sus dueños: Grupo Procredit y los alemanes Co KGaA. Estos accionistas han capitalizado a la compañía en varias oportunidades y este año podrían hacer una nueva inyección de capital por $12.000 millones.

Los dueños no parecen demasiado preocupados por las utilidades. Sus estados financieros dicen explícitamente que la prioridad en el corto plazo no es la rentabilidad sino la sostenibilidad del negocio y la conquista de los pequeños empresarios. 

Como consecuencia de ese apoyo Procredit ha sido capaz de ‘absorber’ los malos resultados y aún así cumplir con los requerimientos de las autoridades en materia de capital. Sus indicadores de solvencia básica (23.31%) y total (23.29%) en mayo estaban varios puntos por encima del promedio de las entidades bancarias en el país.  

¿Quiénes son los clientes de Procredit?

Procredit quiere ahondar en el segmento Pyme, que es el que mejor conoce. Esto incluye pequeñas empresas, medianas y microempresas.

Sus proyecciones apuntan a que cerrará 2016 en un punto de equilibrio y seguirá recuperando la cartera de microcrédito que colocó antes del cambio de estrategia.

Para los próximos cinco años está buscando un crecimiento “equilibrado”. Es decir que no buscará una expansión muy agresiva sino que se enfocará en la calidad y las relaciones de largo aliento con sus clientes. Procredit cree que a mediano plazo su estrategia rendirá frutos.  

Por el momento, el grueso de sus clientes empresariales está en el sector de comercio.  También tiene una participación importante en industrias, actividades científicas y construcción.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?