| 11/9/2011 6:10:00 PM

EE.UU. destaca el apoyo parlamentario en Italia a reformas fiscales

La subsecretaria de Asuntos Internacionales del Departamento del Tesoro de EE.UU., Lael Brainard, destacó hoy el "apoyo parlamentario" en Italia al programa de reforma fiscal de esa nación e insistió en que la supervisión del Fondo Monetario Internacional (FMI) consiste en "verificar" esos cambios.

"Existe un contundente programa fiscal (en Italia) y existe apoyo parlamentario para sacarlo adelante", indicó Brainard en una conferencia en el centro de estudios Carnegie Endowment for International Peace de Washington.

Italia se encuentra desde hace varios meses en el punto de mira de los mercados por las dudas sobre su solvencia financiera y las negativas perspectivas de crecimiento de su economía.

"Los mercados necesitan confianza", dijo Brainard, "y esa es la razón de que se invitara al Fondo Monetario Internacional (FMI) para ofrecer garantías y verificación de los programas en marcha".

Por ello, agregó, "lo más importante ahora para Italia es que avance en su plan fiscal, que exige la toma de duras decisiones, y en sus reformas estructurales".

Los presupuestos generales de Italia para 2012, que incluyen la "maxienmienda" con algunas de las reformas urgentes exigidas por la Unión Europea, serán aprobados este fin de semana, tras un acuerdo alcanzado hoy por los partidos políticos.

Una vez aprobadas estas medidas, está previsto que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, renuncie, según el compromiso que adquirió el martes con el jefe de Estado, Giorgio Napolitano.

La funcionaria estadounidense valoró hoy positivamente la reciente cumbre en Francia del G20 (que agrupa a economías desarrolladas y emergentes), en la que acompañó al presidente estadounidense, Barack Obama, y al secretario del Tesoro de EE.UU., Timothy Geithner, pero eludió referirse al anuncio de dimisión de Berlusconi.

Sobre el FMI, del que EE.UU. es el principal contribuyente, Brainard aseguró que está "bien equipado y cuenta con amplia capacidad" para hacer frente a los desafíos tras el reciente aumento de capital acordado.

No obstante, indicó que el FMI debe ser "una segunda línea de defensa" y que el rol "primordial" debe recaer en las instituciones de la eurozona.

La labor por delante ahora "es acelerar la elaboración y puesta en práctica de un contundente cortafuegos europeo" que, a juicio de Brainard, debe estar "basado en las realidades e instituciones políticas de la zona euro".

Asimismo, subrayó que las reformas en Italia deben "ser enmarcadas en un contexto general de avance" que englobe medidas para fortalecer el crecimiento de las economías europeas.

Brainard destacó, por último, el papel de China en el marco económico global y reiteró la necesidad de la apreciación del yuan como un elemento importante para el reequilibrio internacional, un compromiso que ya ha comenzado a observarse por parte de las autoridades de Pekín.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?