| 8/18/2016 10:50:00 AM

EEB muy cerca de duplicar utilidades en el segundo trimestre

Las ganancias de la compañía llegaron a los $924.000 millones gracias a los negocios de distribución y transporte tanto de gas natural como de electricidad.

La Empresa de Energía de Bogotá ganó $924.000 millones en el segundo trimestre de 2016 lo que representa un aumento del 88% frente al resultado que registró hace un año. 

La compañía reportó que sus ganancias operativas aumentaron para sus principales líneas de negocio: transporte y distribución de gas natural y electricidad. El segmento más dinámico fue el de la distribución de gas natural que creció 140% gracias a un mayor número de usuarios conectados. 

Entre los principales ‘contras‘ de los resultados está el efecto negativo del alza del dólar. La devaluación es un factor muy importante del incremento de los gastos financieros en un 29% pues implica mayores obligaciones a la hora de pagar intereses.

Vale recordar que buena parte de las deudas de la compañía, pero también de sus ingresos, están expresados en dólares. 

“Son resultados muy satisfactorios que evidencian la buena gestión de la empresa y ratifican su liderazgo en el sector energético gracias a una operación confiable y a excelentes prácticas administrativas y financieras. El buen desempeño es una garantía de seguridad para nuestros socios y para los inversionistas. Nuestro objetivo es seguir trabajando para entregar dividendos para todos los inversionistas y que se traducen en bienestar y desarrollo para Bogotá” indicó Astrid Álvarez, presidente del Grupo Energía de Bogotá.

La compañía tiene actualmente 13 proyectos en ejecución y la mayor parte de ellos son líneas de transmisión de elecricidad. Los próximos en entrar en operación serán Río Córdoba, La Loma 500 kv y Drumond Río Córdoba que están programadas para noviembre. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?