| 9/18/2012 5:33:00 AM

E-trading, la nueva revolución de las finanzas

El E-trading, un negocio que representa 20% de las transacciones mundiales en acciones, en Colombia no se ha quedado atrás.

Internet ha transformado drásticamente la forma de vida de las personas, tanto así que las plataformas de inversión en la red han empezado a tomar un espacio importante dentro de los hábitos financieros de los inversionistas.

Y es que entre 2009 y 2011 los montos negociados por este canal han tenido un incremento de 154%, pasando de $1,85 billones a $4,7 billones, lo que equivale a 5,8% del total negociado en el mercado.

Sin embargo, el crecimiento no para allí. Según datos proporcionados por Acciones y Valores, cada vez más personas se dan cuenta de las bondades del E-trading, tras comparar la rentabilidad de productos tradicionales con la nueva alternativa.

Los CDT, cuya rentabilidad real no supera 3%, parecen ser una vaga opción, al tiempo que el índice de referencia de la Bolsa de Valores de Colombia (Igbc) en lo corrido del año alcanzó un nivel cercano de rentabilidad de 7%. Al mirar más allá, en los últimos 10 años, el índice se ha valorizado cerca de 22%, lo cual muestra que una inversión de largo plazo vale la pena”, afirmaron desde el departamento de investigaciones de Acciones y Valores.

Es por esto que no es extraño que hoy por hoy cada vez se abran más espacios en el sector local, tal es el caso de la plataforma online de Correval para la compra y venta de acciones, que desde la semana pasada cuenta con la posibilidad de acceder a un centenar de mercados extranjeros, en 20 países.

“Nuestra experiencia en el mercado local de e-trading nos permite ahora ofrecer una nueva alternativa, considerando que existe un interés de los clientes colombianos de operar mercados en el exterior, especialmente en Estados Unidos”, señala Federico Sorzano, Gerente Correval e trading Global.

De acuerdo con Camilo Rojo, especialista en finanzas, el e-trading se ha sabido ganar su puesto por la tranquilidad que supone manejar por mano propia las finanzas, además que permite reducir los costos y entrar al mercado sin una inversión tan alta como se puede necesitar si se realiza por otros medios.

Es así como esta herramienta en Colombia proyecta un crecimiento exponencial, en donde se hace cada vez más certero que este canal llegó para quedarse y se convierte en el motor que promueve la cultura inversionista que en el país no se había desarrollado tanto, antes de su aparición en la escena local.

                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?