| 8/8/2011 3:55:00 PM

Dow Jones cae más de 500 puntos, por debajo de los 11.000

Las acciones se desplomaron el lunes en Wall Street, en una jornada dominada por la ansiedad de los inversionistas luego que Standard & Poor's rebajase la calificación de la deuda de Estados Unidos.

El índice industrial Dow Jones cayó 634 puntos (5,5 y cerró en 10.809 unidades. El lunes fue la primera oportunidad para que los inversionistas mundiales respondieran al anuncio de S&P's del viernes, que redujo su evaluación de la deuda del gobierno estadounidense de largo plazo en un peldaño, de AAA —el máximo— a AA+.

Fue la primera vez que el Dow cae por debajo de la marca psicológica de las 11.000 unidades desde noviembre y su desplome más fuerte en un día desde diciembre de 2008.

El S&P 500 cerró con una pérdida de 79 puntos (6,7 en 1.119,46 puntos. El Nasdaq perdió 174,72 puntos (6,9%) y concluyó en 2.357,69 puntos.

Más de 69 acciones cayeron por cada una que subió en la Bolsa de Valores de Nueva York. El volumen fue de 9.700 millones de acciones.

Los inversionistas están preocupados por la situación económica estadounidense y los problemas de la deuda en Europa.

El nerviosismo atizó los recuerdos de la crisis financiera de hace tres años, llevando a los inversores a alejarse de las acciones y buscar refugio en las que consideraban como inversiones más estables, como los bonos del Tesoro y el oro.

Poco después del inicio del intercambio bursátil en Wall Street, el Dow Jones se desplomó más de 250 puntos. Momentos después recuperó algunas de las pérdidas, pero luego volvió a caer y llegó a bajar hasta 375 puntos. Al mediodía, el Dow bajaba 289 unidades (2,5 y estaba en 11.156 puntos.

"El temor de una repetición de 2008 es lo que realmente está impulsando las inversiones", dijo Gary Schlossberg, economista senior de Wells Capital Management.


AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?