| 11/21/2011 8:00:00 AM

Crisis en Europa marcará ritmo de monedas latinoamericanas

Las monedas latinoamericanas seguirán la evolución de la crisis en la zona euro esta semana, con eventuales caídas en caso de un empeoramiento de la situación ante la falta de medidas decisivas para poner fin a los problemas fiscales.

La crisis de la deuda soberana en Europa ha dominado los mercados en las últimas semanas, aunque últimamente surgieran conjeturas de que el Banco Central Europeo (BCE) podría prestar dinero al Fondo Monetario Internacional (FMI) para ayudar a las economías europeas en problemas.

El triunfo de la derecha en las elecciones generales de España del domingo no revirtió el desánimo en la zona euro, donde la moneda común continuaba con su racha bajista y los diferenciales de rendimiento de la deuda española e italiana frente al bono referencial alemán seguían su escalada.

Como en el resto de las monedas de mercados emergentes, el real de Brasil, la mayor economía de América Latina, también estará cautivo de la evolución en Europa en la semana.

Win Thin, jefe global de mercados emergentes en Brown Brothers Harriman, opina que el real puede bajar por el empeoramiento de la crisis de la zona euro.

"Esperamos un rendimiento más bajo del real dentro de los mercados emergentes al encaminarse al fin de año. Debido a nuestra perspectiva negativa sobre la crisis de la zona euro, nos mantenemos defensivos sobre el real y vemos más debilidad hacia fines del año", afirmó.

El viernes, el real se depreció levemente cerrando a 1,7823/1,7830 unidades por dólar en el mercado interbancario.

Por su parte, el sol peruano podría operar con una leve corrección a la baja luego de que la semana pasada cotizó en su mejor nivel en más de tres años y medio hasta los 2,699/2,700 unidades por dólar.

"Vamos a estar correlacionados nuevamente con los mercados externos y podríamos ver un rebote del tipo de cambio si las cosas en la eurozona se siguen complicando", sostuvo Gonzalo Navarro, ejecutivo de tesorería del Banco Santander en Perú.

La moneda peruana cerró el viernes con un alza del 0,04 por ciento a 2,699/2,701 unidades por dólar, su mejor nivel desde el 8 de abril del 2008.

El alza de la moneda peruana de la semana pasada ocurrió por una fuerte oferta de dólares de empresas mineras locales que demandaron soles para el pago de impuestos y de bancos que redujeron sus posiciones largas en dólares, en medio de una baja mundial de la divisa estadounidense.

Para atenuar la fortaleza de la moneda local, el Banco Central compró dólares esta semana en el mercado cambiario en torno a los 2,70 soles por dólar.

Incertidumbre afecta
La incertidumbre mundial también afecta al mercado chileno, donde analistas centran la evolución del peso local en lo que pase en Europa.

"Lo que ocurra con el tipo de cambio va a seguir supeditado a Europa. Ahora la atención estará centrada en la reunión que tendrá el nuevo primer ministro italiano con su pares de Alemania y Francia", dijo un operador.

"En medio de esta incertidumbre, el tipo de cambio debería mantenerse por sobre los 500 pesos (por dólar), en un rango que podría ir desde los 506 a los 514 pesos, dependiendo de la evolución que tenga la crisis de deuda de la euro zona", agregó.

El tipo de cambio spot cayó un 0,14 por ciento el viernes para terminar a 510,70 pesos comprador y 511,00 pesos vendedor.

En lo que va del 2011, el peso acumula una baja de un 8,42 por ciento frente a la divisa estadounidense, que se compara con una apreciación de un 8,4 por ciento que registró el año pasado.

Presiones
El peso mexicano seguirá presionado esta semana tras depreciarse el viernes a 13.7376/13.7406 por dólar.

"Vamos a seguir viendo este comportamiento de presión del peso, dado que ha sido muy lento el proceso político que se requiere para poder echar a andar los ajustes fiscales en los países con más problemas, que son Grecia e Italia", dijo Miguel Angel Flores, subdirector de análisis del banco público Bansefi, en Ciudad de México.

"Creo que esta tendencia ascendente del tipo de cambio se va a mantener, lenta pero ascendente. Creo que estaríamos viendo un nivel de consolidación de operaciones por arriba de 13.70, excepto que hubieran noticias que no le gusten al mercado, que lo podrían disparar por arriba del 13.80", agregó.

En Colombia, analistas calculan que el peso fluctuaría entre 1.889 y 1.923 por dólar.

"Tenemos una disyuntiva en la región, aunque los fundamentales dan para revaluaciones de las monedas por el ingreso de inversión extranjera y además por flujos motivados por diferenciales de tasas frente a los (países) desarrollados, estamos sujetos a la volatilidades internacionales por Europa y de cierta forma por Estados Unidos", dijo Laura Orellano, analista de divisas de la correduría Acciones y Valores.

Por su parte, el peso argentino continuará operando dentro de una plaza reducida en negocios ante recientes medidas gubernamentales que buscan desalentar la compra de divisas.

Los negocios en el segmento interbancario, donde opera el Banco Central con negocios de regulación de liquidez con sus reservas, el peso se mantendrá estable en torno a 4,255/4,2575 unidades por dólar.

A finales de octubre, con el fin de desalentar las operaciones cambiarias y frenar la fuga de capitales, el Gobierno dispuso que las compras de dólares debían ser autorizadas previamente por la oficina recaudadora de impuestos (AFIP), entre otras medidas.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?