| 10/28/2013 6:49:00 AM

Deudas viejas y acumuladas

Empieza a notarse en el sistema financiero el incremento de la cartera vencida, es decir, créditos en mora, el incremento llega a los $8,16 billones. ¿Cuál es el panorama complejo del endeudamiento?

De acuerdo con la Superintendencia Financiera de Colombia, en el octavo mes del año el saldo de en mora en el sistema financiero se incrementó en $278 mil millones y la deuda vencida está en $8,16 billones. El aumento pasó de 10.86% en julio a 15.83% en agosto de 2013.

La cartera comercial representa en agosto el 60.71% de los recursos en mora, el portafolio de consumo con el 28.04% está en el segundo puesto, vivienda tiene en la torta morosa 8.31% y microcrédito el 2.95%.

La encrucijada

Los clientes del sistema financiero están quedando mal con los créditos. A pesar de esto, el Banco de la República mantiene su tasa de intervención en niveles históricamente bajos, 3,25%, lo que significa que los intereses de los créditos bancarios también bajarán y por ende los clientes tendrán más facilidad para endeudarse.

El Emisor, de acuerdo con Alejandro Reyes, Director de Investigaciones de Ultrabursátiles, no puede subir el nivel de la tasa de interés porque no todos los sectores de la economía están creciendo, como por ejemplo, la industria.

Pero el Banco sí tiene claro los números de la cartera vencida. En muchas oportunidades el gerente de la autoridad monetaria, José Darío Uribe, ha enviado mensajes indicando que hay que tener mucho cuidado con el endeudamiento y ha advertido en innumerables oportunidades que los precios de la vivienda están costosos.

El Banco de la República se encuentra entre la espada y la pared si se tiene en cuenta que por un lado la morosidad está creciendo vía endeudamiento por créditos baratos y por el otro la economía no está lo suficientemente fuerte como para subir la tasa de intervención.

Contrapunteo

Aquí entra el Gobierno Nacional. La semana anterior el presidente de la República, Juan Manuel Santos, le pidió a los banqueros bajar los intereses de los créditos “hay que mirar qué más podemos hacer para que los créditos en general sean más baratos para los colombianos”, dijo el mandatario.

Agregó , “yo creo, apreciados banqueros, que es hora de hacer cuentas y de mirar qué más podemos hacer para que los créditos en general sean más baratos para los colombianos”, aseveró el Presidente.

Frente a esto, Asobancaria publicó el viernes un ranking de las tasas de interés de las tarjetas de crédito de diferentes países del mundo, en el que señala que Colombia está por debajo de países como Reino Unido, Brasil, Chile, México, entre otros.

Para agregarle otro ingrediente a esta posición del endeudamiento, una de las conclusiones de la Junta del Banco de la República es que el crédito bancario crece a tasas estables superiores a las del PIB nominal. En términos reales, las tasas de interés de las distintas modalidades de crédito se encuentran por debajo de sus promedios históricos (exceptuado las de tarjetas de crédito) e impulsan el crecimiento económico.

El analista Alejandro Reyes de Ultrabursátiles considera que el Gobierno sólo quiere mostrar resultados.

“El Gobierno sólo está viendo el ahora y no está pensando en el futuro, quiere crecer más rápido con el impulso de créditos baratos pero eso puede desestabilizar la economía”.

Balanza y afectaciones

En un lado de la balanza está quienes esperan y quieren que las tasas de interés sean más bajas, es decir, Gobierno y clientes; por el otro están los analistas y economistas que ven un crecimiento en el endeudamiento y en la cartera morosa.

¿A quién afecta la morosidad? A los bancos porque tienen en riesgo sus recursos, la economía porque empieza a frenarse y los clientes porque se verán sometidos a procesos de cobro.

En conclusión…

La tasa de intervención del Banco de la República en 3,25% también tiene su lado negativo: es la gasolina para el endeudamiento porque los créditos se abaratan; así que si la cartera vencida sigue creciendo, los bancos por su cuenta se encargarían de apretar el cinturón encareciendo los créditos o subiendo las exigencias para realizar desembolsos. No se trata de no endeudarse, se trata de hacerlo con responsabilidad, hágase la pregunta, ¿puedo pagar?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?