| 12/16/2011 9:00:00 AM

Crece el optimismo entre inversionistas profesionales de América Latina

Los inversores profesionales de América Latina son mucho más optimistas que la media mundial respecto al crecimiento de las economías de sus países durante el próximo año, así como sobre la evolución de los mercados de capitales locales.

Así se desprende de los resultados difundidos hoy de una encuesta entre más de 2.500 inversores profesionales de todo el mundo realizada por el Instituto CFA, y en la que se observa un pesimismo generalizado sobre las perspectivas de los mercados de capitales para 2012.

"A pesar de las dudas del mercado global, es bueno ver el gran optimismo de los mercados en América Latina y, en especial en Brasil, donde demostraron una mayor confianza", aseguró hoy a Efe su director de Política de Mercados de Capitales, Matthew Orsagh.

En su opinión, "esto es un indicador prometedor de que América Latina está preparando el escenario para el crecimiento en la próxima década".

Orsagh advirtió sin embargo que "para mantener ese ritmo, la industria en América Latina debe aumentar la transparencia, alinearse a los estándares de práctica globales y ofrecer a los inversionistas razones para confiar en la integridad de los mercados de la región".

La Encuesta Global 2012 del Instituto CFA sobre Perspectivas del Mercado, realizada en la primera quincena del pasado noviembre, refleja que el 62 % de los encuestados en Latinoamérica considera que en 2012 su economía local crecerá y el 29 % que permanecerá más o menos igual que en 2011.

Algo parecido, aunque en menor medida, ocurre con los países llamados BRIC (Brasil, Rusia, India y China), donde los expertos consultados predicen "de manera abrumadora" una expansión económica para sus mercados locales.

"El panorama sin embargo es muy diferente en Europa, donde el 85 % de los encuestados en los principales países de esa región no ve perspectiva alguna de crecimiento económico", según la encuesta realizada por esta institución, dedicada a elevar los estándares de los profesionales de la inversión a través de formación y certificaciones.

Los encuestados de Brasil son con diferencia los más optimistas sobre las perspectivas de la economía local, ya que un 82% de ellos espera una expansión en 2012.

De media, en todo el mundo el 42 % por ciento de los inversores profesionales prevé una expansión en sus economías locales, frente al 11 % que anticipa una contracción.

"Los inversores continúan terriblemente preocupados por las perspectivas sobre ética y desempeño del mercado para 2012, y es difícil imaginar un mercado con fuertes resultados económicos si no se presta atención inmediata al restablecimiento de la confianza", apuntó el director ejecutivo de Política de Mercados del Instituto CFA, Kurt Schacht.

Añadió que "con la excepción de unos pocos mercados locales, hay muy poco optimismo para 2012", ya que sólo el 34% de los encuestados espera que la economía mundial crezca, mientras que el 29 % piensa que incluso se producirá una contracción; al tiempo que el 76% cree que el impacto de la crisis durará más de tres años.

El 28% de los latinoamericanos cree que las oportunidades laborales de su sector van a mejorar, y el 46 % que se van a mantener, frente al 14 y al 50 %, respectivamente, de media mundial.

En cuanto al mercado de deuda, el 52% de los encuestados en todo el mundo cree que en 2012 a va empeorar la crisis de deuda soberana y el 26% que se va a mantener, mientras que el 19 % confían en que la situación mejore.

En Latinoamérica también se percibe un mayor optimismo en este sentido, ya que el 22 % prevé una mejoría de la crisis de deuda soberana, un porcentaje que en Brasil se eleva hasta el 31%, según la encuesta de esta entidad con sede en Virginia (EEUU).

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?