| 12/13/2013 5:00:00 AM

Incertidumbre deja quietas las bolsas asiáticas

Los mercados en Asia exhibían escasa variación mientras los inversores consideran las perspectivas de la política de estímulo en EE.UU.

La moneda estadounidense subió hasta 103,925 yenes luego de superar una serie de ofertas en torno a 103,70/74 unidades, un territorio no visitado desde octubre del 2008.

Cualquier caída en el yen tiende a ser vista como algo positivo para las exportaciones japonesas y las ganancias empresariales, lo que a su vez impulsa al mercado de valores.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio respondió sumando hasta un 1,2% antes de cerrar con un alza de un 0,4%, con lo que cortó una racha de tres sesiones de pérdidas.

Otros mercados bursátiles de Asia siguieron el ejemplo de un cierre débil en Wall Street, por lo que el referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas exhibía escasa variación.

Los inversores se mostraban cautelosos luego de que datos optimistas sobre las ventas minoristas de Estados Unidos intensificaron la especulación que la Reserva Federal podría empezar a recortar sus compras de activos tan pronto como la próxima semana.

La especulación de un recorte temprano ha cobrado fuerza desde que datos reportados la semana pasada mostraron que la tasa de desempleo en Estados Unidos cayó en noviembre a un mínimo en cinco años de un 7 por ciento y las nóminas de empleo no agrícola se expandieron más que lo previsto en 203.000 puestos de trabajo.

"Sospecho que los datos fuertes serán un aspecto negativo para el apetito de riesgo, en momentos en que la inquietud sobre la reducción de la Fed prevalece sobre los aspectos positivos evidentes de crecimiento", dijo Alan Ruskin, jefe global de estrategia cambiaria de Deutsche Bank en Nueva York.

La Fed se reunirá el martes y el miércoles y, aunque gran parte del mercado todavía cree que va a esperar hasta enero o marzo, la decisión sobre la reducción del estímulo probablemente tenga un escaso margen de diferencia.

El aumento en los rendimientos de los bonos estadounidenses ayudó al dólar a recuperar todas las pérdidas sufridas contra el yen previamente en la semana, mientras que el euro alcanzó un nuevo máximo de cinco años de 142,82 yenes.

En los mercados de materias primas, el oro al contado cedía a 1.226,80 dólares la onza y lejos de su máximo nivel en la semana de 1.267,26 dólares.

Después de caer más de un dólar el jueves, el crudo Brent de Londres bajaba 7 centavos a 108,60 dólares el barril. Los futuros del petróleo estadounidense para entrega en enero perdían 8 centavos, a 97,42 dólares el barril.

Reuters/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?