| 1/16/2013 1:00:00 PM

China deja sin aliento a las bolsas europeas

Las acciones europeas cerraron planas el miércoles, rebotando tras tocar mínimos porque muchos inversores tenían preocupaciones respecto a China.

Las acciones de Rio Tinto perdieron un 0,9%, mientras que las de Vedanta Resources y las de Xstrata retrocedieron un 1,4% y un 3,4% respectivamente.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales acciones europeas cerró con una caída del 0,02 por ciento, a 1.159,95 puntos, tras caer hasta un 0,5% más temprano en la sesión.

El referencial -que acumula un avance del 2,3% en lo que va del año y en enero tocó un máximo de casi dos años- ha subido un 8,8% desde mediados de noviembres luego de que cedieran los temores a una ruptura en la zona euro.

El índice Euro STOXX 50 de las acciones líderes de la zona euro terminó con un avance de un 0,04% a 2.702,54 puntos. El índice ha subido un 32% desde principios de junio, liderado por valores bancarios como Credit Agricole y Mediobanca.

En los principales mercados de la región, el índice FTSE 100 de la Bolsa de Londres descendió un 0,2% el miércoles, el alemán DAX avanzó un 0,2%, y el CAC 40 de la bolsa parisiense sumó un 0,3%.

Las acciones de los proveedores europeos de piezas para el Dreamliner 787 de Boeing cayeron debido a que las dos principales aerolíneas de Japón decidieron dejar en tierra sus flotas de 787 después de que uno de estos aviones debió aterrizar de emergencia, el último en una serie de incidentes que ponen en duda la seguridad de estas máquinas.

Las acciones de Finmeccanica, Zodiac Aerospace , MTU Aero Engines y Thales cayeron entre un 0,5% y un 0,7%.

Las acciones de Boeing bajaban un 2,6% en Wall Street, mientras que las de EADS, matriz de Airbus y acérrimo rival de Boeing, subieron un 0,9%.

Reuters.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?