| 8/5/2011 9:50:00 AM

Bolsas mundiales caen por octava sesión, temor general

Las acciones mundiales caían el viernes por octava sesión consecutiva y desaparecían US$2,5 billones de valor de las empresas, porque aumentaba la preocupación por la economía mundial y ante la angustia por un alza de los diferenciales de la deuda española e italiana.

La demanda de una intervención de los responsables políticos para que atajen la crisis de la eurozona y prevengan que Estados Unidos vuelva a entrar en recesión era general y aumentaba.

Un índice de acciones mundiales bajaba un 1,4 por ciento el viernes, antes de la apertura de Wall Street y se encaminaba a perder casi un 8,5 por ciento en la semana. Las acciones de los mercados emergentes bajaban un 3,2 por ciento en la jornada.

El índice de acciones europeas FTSEurofirst 300 perdía cerca de un 2 por ciento.

El valor del oro avanzaba más de un 1 por ciento y el precio del petróleo y otros metales se hundían, porque los inversores buscaban un refugio y reaccionaban a las perspectivas de un menor crecimiento mundial.

Los mercados se preparan también para recibir cifras de empleo estadounidense durante el día, a las que se considera un barómetro clave de la situación de la economía.

"El panorama económico está tensionando mucho a los inversores y es probable que la confianza siga siendo extremadamente frágil", dijo Keith Bowman, analista de mercados bursátiles de Hargreaves Lansdown.

China y Japón pidieron una cooperación mundial y el presidente Nicolas Sarkozy iba a discutir sobre el estado de los mercados financieros con la canciller alemana, Angela Merkel, y que el primer ministro, Jose Luis Rodríguez Zapatero.

Aparte de las señales de que la economía estadounidense se debilitaba, pese a tasas de interés en mínimos y a la inyección de efectivo al sistema, el foco estaba claramente en Europa, donde los rendimiento de los bonos de España e Italia se disparaban, amenazando a esos países con los mismos problemas de financiamiento que ya han tenido Grecia, Irlanda y Portugal.

El Banco Central Europeo decepcionó a los inversores el jueves porque anunció la compra sólo de bonos irlandeses y portugueses, pero no de italianos y españoles.

La conjugación de preocupaciones mantenía al dólar estable frente a una cesta de otras monedas de referencia.

Los mercados de bonos estaban relativamente estables, pese a la tensión en las bolsas, y la deuda de corto plazo de las economías clave de Europa era demandada. Sin embargo, el rendimiento del bono gubernamental italiano subía sobre el del español.

Italia ha emergido como la principal preocupación tras un intento para acordar un rescate, que buscaba evitar la propagación de la crisis, no consiguió convencer a los inversores de que el país tiene el músculo para aliviar la presión sobre su enorme mercado de bonos.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?