| 5/14/2012 8:00:00 AM

Bolsas mundiales bajan al diluirse el optimismo en China

Los mercados bursátiles mundiales cayeron el lunes después de que se diluyera el optimismo por el movimiento del banco central de China alentara la concesión de préstamos debido a la incertidumbre reinante a causa de la crisis de la deuda en Grecia.

Las acciones europeas iban a la baja en el inicio de las operaciones. El índice británico FTSE 100 caía 1,8% y el DAX alemán bajaba 2,2%. El índice francés CAC-40 perdía 2,4%. Asimismo, Wall Street se preparaba para abrir a la baja, con el Dow Jones industrial de futuro 0,8% abajo a 12.686 y el S&P 500 de futuro perdiendo 0,9% a 1.337,30.

En Asia también predominaron las pérdidas, aunque una notable excepción fue la bolsa japonesa, en donde el índice de referencia Nikkei 225 subió 0,2% para cerrar en 8.973,84 puntos.

El Hang Seng de Hong Kong perdió 1,2% a 19.735,04, mientras que el Kospi surcoreano bajó 0,2% a 1.913,73. Las referencias en Singapur, Taiwán e Indonesia también cayeron.

El China continental, las acciones también perdieron terreno, con el índice de Shanghai 0,6% abajo a 2.380,72 luego de un día de operaciones volátil. El índice de Shenzhen perdió 0,5% a 956,19.

El nerviosismo de los inversionistas se mantiene rampante debido a la incertidumbre política en Grecia y una posible caída del resto de la región.

El contrato del crudo para entrega en junio bajaba 1,72 dólares a 94,42 dólares por barril en transacciones electrónicas de la Bolsa Mercantil de Nueva York. El contrato cerró con baja de 95 centavos a 96,13 dólares el viernes en Nueva York.

En el mercado cambiario, el euro bajaba a 1,2868 dólares mientras que el dólar tenía poco margen de cambio a 80,05 yenes.

___
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?