| 7/5/2012 11:40:00 AM

Bolsas europeas en reversa

Las bolsas europeas cerraron a la baja el jueves, alejándose de los máximos de dos meses de jornadas pasadas, al tomar utilidades tras el anuncio sobre el recorte de la tasa que hizo el BCE.

Y es que las decepcionantes declaraciones del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, sobre las perspectivas económicas y la falta de insinuaciones sobre si habrá más inyecciones de dinero, también pesaron en el mercado. El interés de los bonos soberanos de España e Italia subieron, mientras que sus índices se dejaron un 3% y un 2%, respectivamente.

El índice FTSEurofirst 300 cerró provisionalmente con una bajada del 0,09%, a 1.044,73 puntos. Durante la sesión había llegado hasta los 1.054,02, su mayor nivel desde comienzos de mayo, después de que el banco central de China también volviese a recortar por sorpresa sus tipos de interés. El Banco Central Europeo también bajó sus tipos, mientras que el Banco de Inglaterra puso en marcha nuevos estímulos monetarios, como estaba previsto.

"Los bancos centrales hicieron lo que todos esperaban. Definiría esos anuncios como positivos, aunque el mercado también ha visto la recolección de beneficios lógica, tras unas subidas muy pronunciadas en los últimos días," dijo Philippe Gijsels, jefe de estudios de BNP Paribas Fortis Global Markets.

Los bancos de la eurozona fueron quienes más sintieron esa toma de utilidades, con su índice cayendo un 2,9%. Otros sectores ligados al crecimiento, que también habían experimentado fuertes subidas en sesiones previas anticipando las decisiones de los bancos centrales, también cayeron. Los valores de los sectores de la construcción y la química cerraron con una caída del 1%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?