| 8/19/2011 11:00:00 AM

Bolsas europeas caen con más fuerza por amenaza de recesión

Las bolsas europeas se movían cerca de mínimos de dos años porque crecía el miedo a una recesión mundial y a una contracción de la financiación de corto plazo de los bancos del continente.

A las 1241 GMT, el índice FTSEurofirst 300 de acciones europeas líderes bajaba un 2,14 por ciento a 905,36 puntos, tras caer hasta 890,74, justo sobre el mínimo de dos años de 888,11 al que cayó el 9 de agosto. "El mercado está muy preocupado con el deterioro de las perspectivas del crecimiento global en general y de Estados Unidos en particular", expresó Marcus Svedberg, economista jefe de East Capital, que gestiona 5.000 millones de euros.

El temor a la recesión aumentó tras la baja de las previsiones de crecimiento para Estados Unidos de JP Morgan, tras una decisión similar de Morgan Stanley. "Existe el peligro de que los pronósticos vayan por detrás de la curva, como ha sido el caso en otros momentos clave, como sugieren los indicadores de actividad económica en Estados Unidos y en otros sitios", agregó Svedberg.

La caída de las acciones era generalizada, pero el sector bancario, muy expuesto a la crisis de deuda de la zona euro, estaba entre los más golpeados. Los papeles de los bancos Lloyds y KBC Groep perdían un 5,8 por ciento y un 5,5 por ciento, mientras que los Deutsche Bank cedían un 5 por ciento.

Algunos bancos europeos se ven obligados a pagar más por préstamos en dólares a corto plazo ante el temor a que la crisis fiscal de la zona euro se extienda a todo el sector financiero.

Continúan las cídas
Hoy viernes las bolsas de valores volvieron a desplomarse ante los indicios de una posible recesión en Estados Unidos y los renovados temores por la salud financiera de los bancos europeos. Sin embargo, pérdidas menores a las anticipadas en Wall Street ayudaron a los mercados en Europa a recuperar una gran parte de lo que retrocedieron durante la jornada.

El FTSE 100 británico cerró con una pérdida del 1%, en 5.040,76 puntos, mientras que el DAX de Alemania cayó 2,2%, a 5.480. El CAC-40 francés finalizó con un descenso del 1,9%, ubicándose en 3.016,99.

En Estados Unidos, el índice industrial Dow Jones perdía 0,4%, en 10.944 puntos, al tiempo que el más amplio Standard & Poor's 500 descendía 0,2%, ubicándose en 1.138 unidades. Los mercados de futuros habían pronosticado caídas mucho más pronunciadas.

La volatilidad bursátil de los últimos dos días ha opacado las esperanzas de que la segunda quincena de agosto sea tranquila. Normalmente este período suele transcurrir sin sobresaltos, al disminuir las transacciones hasta que los corredores en Estados Unidos regresan a trabajar después del feriado del Día del Trabajo a principios de septiembre.

Desde hace varias semanas, los mercados financieros enfrentan los temores de que Estados Unidos esté por sumirse en una nueva recesión. Un sondeo desalentador de manufactura difundido el jueves por la Reserva Federal de Filadelfia azuzó esas preocupaciones.

Los temores también incluyen a Europa, después de que una reunión franco-germana anteriormente esta semana no logró convencer a los inversionistas de que está cerca una solución a la creciente crisis de deuda de algunos países de la eurozona. Los líderes prometieron que habrá mayor integración económica pero no hablaron de medidas concretas.

Los bancos de Europa también se han visto golpeados por las afirmaciones de la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy de que sus países están desarrollando un plan para cobrar impuestos sobre las transacciones financieras.

En los mercados de dinero, el euro registraba un ascenso de 0,7% en 1,44 dólares, y el billete verde descendía 0,2%, en 76,47 yen.

Horas antes, los mercados asiáticos también sufrieron tras el gran descenso del jueves en Europa y Estados Unidos.

En Tokio, el índice Nikkei 225 bajó un 2,5% a 8.719,24 y en Hong Kong el Hang Seng retrocedió un 3,1% a 19.399,92.

En Seúl, el Kospi tuvo la peor actuación en Asia, con un descenso de un 6,2% a 1.744.88, su nivel más bajo en casi un año. La contracción de 115,70 puntos fue la tercera más importante del Kospi, aunque la proporción no se acercó ni de lejos al 12% que perdió el 12 de septiembre del 2011, según la bolsa de valores surcoreana.

Los precios del petróleo siguieron recuperándose al disminuir la presión de ventas en los mercados bursátiles. El crudo de referencia para septiembre subía 26 centavos a 82,64 dólares el barril en las transacciones electrónicas de la Bolsa Mercantil de Nueva York. El petróleo cayó el jueves 5,2 dólares, el 5,9% y cerró en 82,38 dólares el barril.

___

Agencias/Dinero.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?