| 5/8/2012 10:55:00 AM

Bolsas del mundo se desploman por "tragedia griega"

Los mercados de acciones caían el martes ante las dudas de que Grecia vaya a cumplir con los compromisos de un plan de rescate, lo que se suma al temor que Francia y Alemania no se pongan de acuerdo sobre cómo enfrentar la crisis de deuda de la región.

Las pérdidas del inicio de la sesión reflejaban las operaciones en Europa, donde el índice FTSEurofirst cayó un 1,66%.

Mientras tanto, la Bolsa de Atenas cerró hoy con una caída del 3,62 %, que sumado el desplome del 6,76 % del lunes ha dejado al principal índice bursátil de Atenas, el ATHEX, al nivel más bajo en los últimos 20 años debido a la grave crisis política del país.

En medio de la incertidumbre política y económica tras los resultados electorales del domingo, sin mayorías claras para la futura gobernabilidad del país, este índice cayó hoy hasta los 620 puntos básicos, un nivel no visto desde noviembre de 1992, según la página web económica Capital.

El líder griego de izquierda Alexis Tsipras inició las conversaciones para la formación del nuevo Gobierno pidiendo que se renuncie a los términos de un rescate internacional y con la amenaza de nacionalizar los bancos, en un comunicado que probablemente reduzca sus posibilidades de tener éxito.

"Esto está arrastrando la situación, prolongándola aun más y hace que sea menos probable que lo que se ha avanzado pueda continuar", dijo Mark Foster, del fondo Kirr Marbach & Co que maneja US$500 millones de dólares.

Si bien Foster agregó que la debilidad había provocado algunas oportunidades de compra, "muchas de las principales compañías estadounidenses tienen una gran exposición a Europa y podríamos seguir viendo esa debilidad".

Estados Unidos no le cree a Europa

El promedio industrial Dow Jones bajaba un 1,33% a 12.835,48 unidades, mientras que el índice Standard & Poor's 500 perdía un 1,35% a 1.351,05 puntos.

El Nasdaq Composite caía un 1,6% a 2.910,44 unidades.

El temor por Europa provocó pérdidas al inicio de la sesión del lunes, pero Wall Street repuntó posteriormente y el índice S&P puso fin a una racha de pérdidas que duró tres días.

La amenaza de una división franco-alemana por las políticas para enfrentar la crisis de deuda de la región se hizo más evidente después de la elección en Francia, que ganó el socialista Francois Hollande.

De 420 compañías del S&P 500 que habían presentado reportes a la mañana del lunes, un 67,6% superaba los pronósticos, según datos de Thomson Reuters. Al inicio de la temporada de ganancias, más de un 80% de las empresas superaba los pronósticos.

Las acciones de McDonald's Corp, que integran el Dow Jones, perdían un 1% a US$94,60, porque sus ventas comparables de abril no cumplieron con las expectativas de los analistas.

Otro componente del Dow, Walt Disney Co, tiene previsto presentar sus resultados tras el cierre del mercado.

Euro en picada

El euro caía el martes por séptima sesión consecutiva contra el dólar, debido a que la incertidumbre política en Grecia y un cambio presidencial en Francia amenazaban con echar por tierra los planes de austeridad que eran el centro de los esfuerzos por contener la crisis de deuda de la zona euro.

La moneda única europea cayó un 0,4% a US$1,2994, tras haber tocado un mínimo de sesión de US$1,2986. La moneda tocó el lunes los US$1,2955, su menor nivel en tres meses.

El euro cayó por debajo del nivel sicológico de US$1,30 dólares luego de que el líder del partido Coalición de Izquierda de Grecia dijera que el compromiso de Grecia con un acuerdo de rescate con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional se había vuelto nulo y vacío.

Así mismo, la libra esterlina se cambiaba hoy en las oficinas de cambio británicas por 1,20 euros, por primera vez desde 2008, lo que refleja la depreciación de la divisa comunitaria entre temores por su futuro tras las elecciones en Francia y Grecia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?