| 7/4/2013 7:20:00 AM

Bolsas asiáticas, entre buenos datos de EE.UU. y el golpe en Egipto

Las Bolsas asiáticas cerraron con resultados mixtos, con unos inversores incentivados por los datos positivos de la economía estadounidense y desalentados por las consecuencias del golpe de Estado en Egipto.

La Bolsa de Tokio retrocedió debido a la fortaleza del yen, la agitación política por las medidas de austeridad en Portugal y la subida de los precios del crudo a causa del golpe de Estado en Egipto.

El selectivo Nikkei bajó 36,63 puntos, un 0,26 %, y quedó en 14.018,93 unidades, mientras el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, retrocedió 3,10 puntos, un 0,26 %, y se situó en 1.170,71 unidades.

La Bolsa de Shanghái ganó hoy 11,83 puntos, el 0,59 %, y su índice general concluyó en los 2.006,1 activos.

La Bolsa de Hong Kong se incrementó 321,36 puntos, el 1,6 %, y el índice referencial Hang Seng acabó en los 20.468,67 enteros.

La Bolsa de Seúl registró un ascenso, que los analistas atribuyeron al aumento de la confianza de los inversores tras publicarse datos favorables sobre el mercado laboral en Estados Unidos, primera economía del mundo e importante socio comercial de Corea del Sur.

El índice referencial Kospi se acrecentó 14,48 puntos, el 0,79 %, hasta 1.839,14 unidades en una sesión en la que se movieron 2.710 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq creció 3,91 puntos, el 0,75 %, hasta los 525,22 enteros.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok cedió 12,69 puntos, el 0,88 %, y el índice SET acabó en 1.430,88 enteros.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado ganó 17,63 puntos, el 0,56 %, y dejó al índice Straits Times en 3.147,12 activos.


En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur creció 2,13 puntos, un 0,12 %, y el índice KLCI llegó a 1.771.34 enteros.

EFE/D.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?