| 11/6/2013 7:00:00 AM

Asia no encontró el rumbo

Las Bolsas asiáticas tuvieron resultados mixtos, con los inversores pendientes de la reunión del jueves sel Banco Central Europeo.

Los mercados asiáticos también están a la expectativa de la reunión del banco de China que inicia el sábado y que EE.UU. anuncie próximos datos sobre su mercado laboral.

La Bolsa de Tokio subió después de publicarse que el gigante del motor Toyota espera elevar su proyección de beneficios para el año fiscal que acaba en marzo de 2014, según analistas locales.

El selectivo Nikkei creció 111,94 puntos, un 0,79%, y quedó en 14.337,31 unidades, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, ganó 9,58 puntos, un 0,81%, y se situó en 1.192,16 puntos.

La Bolsa de Shanghái bajó 17,63 puntos, un 0,82%, y su índice general concluyó su cotización diaria en 2.139,61 enteros.

La Bolsa de Hong Kong experimentó una levísima caída de 2,01, un 0,01%, y cerró en 23.036,94 enteros

El principal indicador de la Bolsa surcoreana finalizó apenas sin variaciones una sesión en la que los inversores mostraron posturas conservadoras a la espera de próximas decisiones en la Unión Europea, EEUU y China, las tres mayores economías del mundo.

El índice referencial Kospi bajó 0,26 puntos, el 0,01%, hasta 2.013,67 unidades en una sesión en la que se movieron US$3.650 millones, mientras el tecnológico Kosdaq perdió 2,74 puntos, el 0,52%, hasta los 525,99 enteros.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok sumó 19,53 puntos, un 1,38%, y el índice SET terminó en 1.434,97 activos.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado bajó 0,25 puntos, el 0,01%, y situó el índice Straits Times en 3.205,29 enteros.

En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur perdió 4,42 puntos, un 0,24%, y el índice KLCI quedó en los 1.803,05 activos.

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?