| 4/4/2012 6:00:00 AM

Bolsas de Asia bajan ante ritmo de creación de empleos en EE.UU.

Las bolsas de valores de Asia se contagiaron el miércoles de la tónica negativa de Wall Street tras la preocupación de la Reserva Federal por el ritmo de la creación de empleos en Estados Unidos, aunque el organismo se abstiene de adoptar medidas para estimular la economía.

El crudo de referencia descendía abajo de los 104 dólares el barril en tanto que el dólar ganaba terreno frente al euro y lo perdía frente el yen.

El índice Nikkei 225 de Japón retrocedía 1,4% y se ubicaba en 9.910,84 puntos después de que descendiera momentáneamente a 8.886,34 unidades, su nivel más bajo en un mes.

El Kospi, de Corea del Sur, bajaba 0,9% y se ubicaba en 2.030 enteros, en tanto que el S&P/ASX 200, de Australia, perdía 0,3% y quedaba en 4.324,60 unidades.

Los mercados en la parte continental de China, así como en Hong Kong y Taiwan estuvieron cerrados debido a feriados públicos.

Las minutas difundidas el martes, correspondientes a la reunión de marzo de la Comisión de Mercados Abiertos de la Reserva Federal (Fed), que fija las tasas de interés, contenían las preocupaciones de los funcionarios encargados de las políticas económicas sobre una posible desaceleración en las contrataciones si no mejora el crecimiento.

El contenido de estos documentos causó un retroceso en las acciones en Wall Street.

Asimismo, las minutas no abordaron la logística de una mayor compra de bonos, lo cual causa inconvenientes a los inversionistas que aguardan una mayor acción por parte de la Reserva Federal.

La Fed ha efectuado dos rondas de compras de bonos, la más reciente en agosto de 2010, a fin de impulsar a la baja las tasas de interés de largo plazo. Los intereses bajos en los bonos por lo general alientan a los inversionistas a canalizar sus capitales a la compra de acciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?