| 1/27/2014 7:39:00 PM

Todos pendientes de Argentina y la Fed

Latinoamerica cerró a la baja, en sintonía con su principal referente en Wall Street, empujados por la incertidumbre de nuevos recortes en los estímulos monetarios de la Reserva Federal, así como por las nuevas medidas del Gobierno argentino para frenar la devaluación monetaria.

Al cierre de la primera sesión de la semana, el Dow Jones de Industriales perdió un 0,26 %, 41,23 puntos menos, y quedó en las 15.837,88 unidades; mientras que el selectivo S&P 500 cedió un 0,49
% hasta los 1.781,56 enteros (8,73 puntos menos). No obstante, el más afectado fue el índice compuesto del mercado Nasdaq, el de más peso tecnológico, que retrocedió un 1,08 % y perdió 44,56 enteros hasta las 4.083,61 unidades, tendencia de la que solo se salvó Apple, poco antes de anunciar unos beneficios netos de 13.072 millones de dólares, entre octubre y diciembre pasado.

La Reserva Federal (Fed) volvió a acaparar la atención de los inversionistas, después de que la mayoría de los analistas advirtiera de un eventual nuevo recorte en su programa de estímulo monetario mensual, que de confirmarse, podría anunciarse al finalizar su primera reunión del año, el próximo miércoles, un mes después de haber retirado los primeros 10.000 millones de dólares.

La noticia estremeció también a los mercados emergentes, beneficiados por las inversiones internacionales y la caída en las tasas de interés que propulsó el programa de estímulos de la Fed en EE.UU., especialmente aquellos con grandes déficit por cuenta corriente.

En Argentina, el limitado impacto de la entrada en vigor de la autorización para que los particulares compren dólares para el ahorro tampoco contribuyó a crear un clima de confianza entre los inversores que ven en la inflación, cercana al 30 %, otro reto económico importante. El peso argentino se ha depreciado más de un 34 % en lo que va de año, más que en todo 2013, cuando retrocedió un 30,92 % respecto al dólar.

De este modo, la caída de las divisas en Turquía, México, Brasil y sobre todo Argentina volvió a marcar los designios de los mercados regionales que cerraron todos a la baja, a excepción del ruedo bonaerense que, después de conocerse un freno en el ritmo de devaluación del peso, finalizó la sesión en las 5.605,35 unidades con un incremento del 1,08 % en su índice Merval. El volumen de negocios operados en Buenos Aires totalizó 114 millones de pesos (unos 15,9 millones de dólares).

Por contra, la bolsa de Sao Paulo cerró con un leve descenso del 0,18 % y su índice Ibovespa terminó la jornada en los 47.701 puntos, con un volumen de negocios por 5.629 millones de reales, unos 2.320 millones de dólares. Con un descenso del 0,28 % cerró también el corro mexicano, donde el IPC restó en los 40.863,41 enteros, con un monto de títulos por los que se pagaron 13.158 millones de pesos (unos 963 millones de dólares).

El ruedo de Santiago fue el más afectado de la jornada con una caída del IPSA del 2,08 %, tras cerrar en las 3.522,99 unidades, con un monto por compraventa de 79.558.727.514 pesos, unos 144,6 millones de dólares. Asimismo, el parqué colombiano cerró con un retroceso del 1,44 % en su índice de capitalización (COLCAP), que cerró en los 1.473,27 puntos, tras negociar títulos por 234.603,19 millones de pesos (117,42 millones de dólares).

Con pérdidas superiores al 1 % finalizó también hoy el Índice General de la bolsa de Lima que quedó en los 15.786,49 enteros tras registrar un descenso del 1,68 %, en una sesión en la que se negociaron 33.807.727 nuevos soles, equivalentes a 11.992.808 dólares. El índice IMEBO de Montevideo también rompió con la tendencia alcista de la última semana y concluyó la jornada con un retroceso del 0,08 % hasta las 3.727,28 unidades, con un total de operaciones que llegó a los 93.700.647 pesos, equivalentes a 4.318.555 dólares.


Efe/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?