| 10/27/2013 2:00:00 PM

¿Bancos inmunes?

Los bancos de América Latina han aprendido algunas lecciones del pasado y han construido estructuras de fondeo satisfactorias y posiciones de liquidez ‘adecuadas’, pero, ¿están inmunes a la convulsión económica?

Ante los ojos de Standard and Poors los bancos latinoamericanos salen bien librados. La agencia calificadora de riesgo señala que los mercados de capitales en desarrollo también han ayudado a que los bancos tengan una mayor dependencia de los depósitos de sus clientes para expandir el crédito, lo que ha mantenido manejable la exposición al fondeo mayorista en toda la región.

De esta manera, la mayoría de los bancos latinoamericanos siguen manteniendo estructuras de fondeo adecuadas y estables, y posiciones de liquidez de adecuadas a fuertes.

Pero no están inmunes a la inestabilidad en los mercados y a los sistemas financieros estresados.

Advierte S&P que los bancos latinoamericanos siguen siendo vulnerables a los cambios en la confianza de los inversionistas y de su apetito al riesgo, así como a las desaceleraciones de los flujos de capitales hacia la región -factores que pueden limitar la flexibilidad financiera y la liquidez.

Destaca que:

*Los sistemas bancarios de Brasil, Chile, Colombia, México, Panamá y Perú son los más grandes en América Latina y, en general, tienen amplias bases de depósitos y fondeo estable, así como indicadores de liquidez adecuados.

*La liquidez de la mayoría de los bancos consiste principalmente en instrumentos gubernamentales y fondos para cubrir los requerimientos de reserva de los bancos centrales.

*La exposición de los bancos al fondeo mayorista de corto plazo es manejable, y los perfiles de vencimiento siguen siendo satisfactorios.

Los bancos deben mantener una liquidez adecuada para compensar cualquier potencial shock externo o percepción negativa del mercado.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?