| 12/23/2011 7:00:00 AM

Bancoomeva abrirá 12 oficinas en 2012

El propósito de la entidad, que inició operaciones en marzo de este año, es tener crecimiento en el número de clientes al llegar a aproximadamente a 303.000 en el 2012. Así mismo, planea ofrecer a sus clientes una tarjeta de crédito.

Actualmente, Bancoomeva cuenta con 100 oficinas en todo el país y en total tiene 265.737 clientes.

La entidad registró una utilidad de $18.794 millones entre abril y septiembre de este año. A su vez, la cartera de crédito presentó un crecimiento en este mismo periodo de $134.715 millones, que corresponde al 18,67% en el año.

Entre los retos que tiene la entidad para el próximo año es tener un crecimiento en el número de los clientes al llegar aproximadamente a 303.000 en el 2012.

Así mismo, planea ofrecer a sus clientes una tarjeta de crédito en el primer trimestre del próximo año.

Igualmente, quiere crear un portafolio dirigido especialmente a los solidarios con el aumento de líneas de crédito para apoyar su crecimiento.

“Hasta el momento, no hay un banco que profundice en este sector y por esto nosotros queremos tomar el liderazgo en el tema”, aseguró la gerente Regional de Bancoomeva para Cundinamarca, Boyacá, Meta y Casanare, Maria del Pilar Londoño.

Para la directiva, los resultados de la entidad se deben a “un amplio portafolio de productos que ofrece la entidad a sus clientes, la seguridad que se le garantiza a los usuarios, una buena amortización en los préstamos y la agilidad de aprobación en créditos que toma un tiempo cercano a los 45 minutos”.

Así mismo, Londoño aseguró que la entidad es prudente a la hora de otorgar un crédito, para evitar un exceso de deudas en sus clientes.

“En los jóvenes y adultos mayores (de 23 a unos 45 años) se presenta un sobreendeudamiento, razón por la que somos muy cuidadosos”, manifestó Londoño.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?