| 8/14/2012 4:00:00 PM

Banco de Bogotá y BofA, aprovechan el TLC

El Bank of America y el Banco de Bogotá realizaron un acuerdo de servicios que servirá como punto de apoyo exclusivo para los clientes de las entidades interesados en los negocios entre EE.UU y Colombia.

Así lo anunció Germán Salazar, vicepresidente de la División Internacional del Banco de Bogotá, quien refirió que dada la entrada en vigencia del TLC con Estados Unidos, la entidad local se anticipó a las necesidades del mercado internacional, y preparó, para apoyar todas las operaciones de comercio exterior y puntualmente, los acuerdos comerciales bilaterales, esta alianza para favorecer los TLC firmados por Colombia, y los firmados por otros países como Costa Rica, El Salvador, Honduras, Guatemala y Panamá. Países donde el banco tiene presencia.

“El fortalecimiento de la entidad hoy le permite estar aliado con grandes actores del mundo financiero y ofreciendo soluciones que se ajustan a las necesidades de los empresarios colombianos”, precisó el vicepresidente.

A través de esta alianza, el Banco de Bogotá podrá conectar a las empresas colombianas con los clientes americanos del Bank of America, generándoles un mercado de oportunidades, a la vez que facilita y hace más eficiente los procesos de pago y el recibo de sus importaciones y exportaciones, mediante la conectividad de sus portales, la plataforma de Ameritransfer, la negociación de divisas por internet y la cuenta de compensación Global Bussiness.

El banco cuenta con una red de más de 800 corresponsales, que le permiten atender las necesidades de los negocios de sus clientes con el mundo. Además, el Banco de Bogotá trabaja con el Sumitomo Banking Corp. Para agilizar las operaciones de comercio colombo-japonesas y en general con el mercado asiático.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?