| 9/11/2017 3:45:00 PM

Mercado cierra el lunes con dudas sobre la meta de recaudo

La Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) reveló que el recaudo acumulado de impuestos a agosto todavía es inferior a la meta que se impuso el Gobierno para este año, por lo que su cumplimiento en diciembre se ve dudoso nuevamente.

Recaudo tributario a agosto confirma que difícilmente se cumplirá la meta establecida por el Gobierno en el Plan Financiero. Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá estima que se requerirá un ajuste de gasto por parte del Gobierno o el cambio de la meta de déficit fiscal.

La Dian reportó el recaudo tributario de agosto. Con $7,7 billones, los impuestos crecieron 9,3% anual, con lo que en lo corrido del año acumulan un crecimiento de 6,5%, todavía por debajo de la meta establecida por el Gobierno en el Plan Financiero (11%). Así, se mantiene la hipótesis de Investigaciones Económicas (IE) de que difícilmente se cumplirá la meta de recaudo del 2017, lo que requeriría de un ajuste de gasto por parte del Gobierno o el cambio de la meta de déficit fiscal bajo un escenario de menor crecimiento (que permitiría algo más de déficit).

Para tener en cuenta, el viernes el Dane publicará el resultado de producción industrial y ventas minoristas de julio. IE prevé incrementos anuales de 3,3% y 1,9%, respetivamente. Por su parte, el consenso de analistas prevé 3,7% y 2,8%, en su orden. Independientemente del dato puntual, la expectativa contrasta con los resultados observados en el primer semestre del año de -1,5% en la industria y de -0,9% en el comercio minorista. La razón de la expectativa de una mejora es la reversión del efecto adverso del paro de transporte de 2016. Así, luego que la mayor afectación del paro en la actividad de estos sectores se reflejara en el séptimo mes del año anterior, cuando la industria se contrajo -6,4% y el comercio minorista -3,2%, se espera que en ausencia de nuevos choques se registre un efecto alcista en términos anuales.

Precisamente, la reversión del paro emerge como una de las razones del repunte de la economía en la segunda mitad de 2017. La dilución del mismo permitirá a la economía encontrar impulso para presentar un mejor desempeño y así, crecer en el año completo 1,8%, como estima IE, por encima del resultado observado en la primera parte del año de 1,2%.

Recomendado: Dian tendrá que recaudar $47 billones en 4 meses para cumplir meta de recaudo

En la jornada se registró un pago de intereses de TES UVR por $969 mil millones, lo que ayudaría a mejorar la situación de liquidez vigente, con tasas de interés de corto plazo por encima de la referencia del Banco de la República.

Yuan chino se debilita frente al dólar después de la eliminación de dos controles al mercado cambiario. La publicación de la inflación estadounidense el viernes resulta clave para el rumbo de la política monetaria en ese país y la evolución de los mercados.

Como será una constante hasta el jueves, hay pocas publicaciones de alto impacto en los mercados internacionales. De ahí que los determinantes de la evolución de los activos estuvieran relacionados con la ausencia de nuevas pruebas nucleares en Corea del Norte y con un menor impacto del huracán Irma en la Florida. En conjunto, estos dos elementos favorecían la reversión del proceso de aversión al riesgo de las jornadas anteriores. A manera de ejemplo, el yen se debilitó frente al dólar alrededor de 1,5% y en el grupo de las monedas más relevantes tuvo la mayor variación. El euro también se devaluó, aunque la variación fue menor (0,7%).

Siguiendo con Asia, una de las pocas noticias para destacar fue la devaluación de 0,5% del yuan chino después que el banco central eliminara dos restricciones en el mercado cambiario. Aunque esta variación luce como baja si se compara con lo observado en otros mercados de divisas, es la más alta desde junio en el contexto del mercado cambiario chino. Estas medidas, adoptadas hace varios años, buscaban moderar la volatilidad en la moneda a través un incremento en los costos de las apuestas especulativas de devaluación del yuan. Ya que en lo corrido del año el yuan se caracteriza por un proceso de revaluación frente al dólar, la eliminación de las medidas muestra que la perspectiva del banco central ha cambiado y la preocupación por la salida de capitales pasa a segundo plano.

Para cerrar conviene referirse a las principales publicaciones de la semana. El jueves se publica la inflación estadounidense de agosto y el viernes la evolución de las ventas minoristas. El primer dato es el de mayor impacto en los mercados pues la inflación es el tema de discusión en la Reserva Federal que definiría la fecha del próximo aumento de tasa de interés. Si continúan las sorpresas bajistas en la inflación, cobraría fuerza el escenario de un aumento de tasas solo hasta 2018.

Puede interesarle: Huracanes, la Fed y Corea del Norte afectaron al dólar esta semana

Moderación de aversión al riesgo permitió fortalecimiento del dólar, especialmente frente al yen japonés. Ministro de Energía de Arabia Saudita refuerza posición de extender el acuerdo de recorte de producción de petróleo si fuera necesario.

La semana anterior uno de los determinantes de los mercados cambiarios fue la expectativa de un recrudecimiento de las tensiones geopolíticas durante el fin de semana por la conmemoración del aniversario 69 de la fundación de Corea del Norte, lo cual podría haber implicado un nuevo ensayo de un misil balístico intercontinental. Lo anterior fue evidente con la fuerte revaluación de las monedas avanzadas, el descenso de las tasas de los Tesoros y la valorización del oro.

Sin embargo, dicho evento no se materializó y, con ello, las posiciones de los inversionistas se reversaron en la presente sesión. En efecto, el lunes prevaleció un movimiento global de fortalecimiento del dólar, con un ajuste frente a las monedas avanzadas de 0,7%, que se hizo más notorio frente al yen japonés (1,5%), y a las monedas emergentes (0,2%). En el caso particular de las monedas latinoamericanas, éstas en promedio se devaluaron 0,2%, con un ajuste liderado por el real brasileño (0,6%) y el peso colombiano (0,6%). Específicamente, la tasa de cambio colombiana cerró en $2.923.

Cerrando el contexto externo, destacó que la cotización de las principales referencias del petróleo aumentó 0,5%, con el Brent cotizando cerca de US$54 por barril. Entre los hechos que movieron el mercado en la presente sesión contó, primero, la disminución del impacto de Irma, que pasó de categoría de huracán a tormenta tropical. Segundo, el Ministro de Energía de Arabia Saudita reforzó su posición de extender el acuerdo de recorte de producción si fuese necesario más allá del primer trimestre de 2018, en el marco de la negociación hecha entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros países que se adhirieron al acuerdo. Precisamente, este ministro habría acordado lo anterior con su homólogo de Emiratos Árabes. Aunque es pronto para dar por hecho este acuerdo, el mercado ha empezado a descontarlo y así ha dado soporte al precio del petróleo.

Lea también:El petróleo se derrumba en Nueva York a la espera del huracán Irma

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.