| 8/4/2015 5:00:00 AM

Tras el anuncio de posibles adquisiciones, la acción de Éxito se cae

Aún es pronto para conocer el veredicto del mercado y de accionistas, pero varios elementos sobre las adquisiciones anunciadas por Éxito generan dudas a los inversionistas.

Si bien la acción de Grupo Éxito ha disminuido desde finales de agosto de 2014 un 43%, ha llamado ahora la atención que en los últimos tres días haya descendido 17% tras el anuncio de su intención de expandirse a Brasil y Argentina mediante la adquisición  del 50% de los derechos de voto de GPA (Grupo Pão de Açúcar) en Brasil y del 100% de Libertad en Argentina por valor de US$1.826 millones.

En el primer caso, el hecho que la economía colombiana está en un proceso de fuerte ajuste económico por un menor ingreso externo y ello afectará el crecimiento del consumo de los hogares, como se observa en los datos de confianza del consumidor y en las cifras mensuales de las ventas al por menor, se ha ido incorporando en el valor de la empresa.  En el segundo, resulta cierto que en las últimas jornadas no siempre la Bolsa de Valores de Colombia ha acompañado el movimiento descendente de la acción de Éxito. Precisamente, el día del anuncio de la transacción, el COLCAP, índice que mide el desempeño general de las acciones con mayor valor en bolsa y liquidez en Colombia, tuvo uno de sus mejores días en varios meses y la acción de Éxito fue la más castigada de la jornada.

¿Qué puede estar pasando?

Por un lado, las adquisiciones del Grupo Éxito son a su principal accionista, Casino, quien posee poco más del 54% de la empresa. Esto en sí no explica el pobre desempeño de la acción de Éxito tras el anuncio, aunque con la transacción Casino busca poder consolidar sus subsidiarias en la región bajo Grupo Éxito y usar los recursos obtenidos con la venta para disminuir la deuda de su casa matriz.

Por otro lado, es claro que el precio sugerido en la transacción, US$1.536 millones, por el 18,8% del valor de mercado de GPA (estimado en cerca de US$6.150 millones) puede no ser tan atractivo para los accionistas minoritarios de Grupo Éxito. Cuando la comparación se hace con las acciones de la empresa en Brasil, el precio ofrecido sugiere una prima o un precio por el control de la entidad que firmas del mercado de valores, como Credicorp, han cifrado en un rango de entre 30% y 40%. Incluso, es posible que para gestores de portafolios de acciones el precio en la transacción de GPA supere el precio esperado de la acción de la empresa en Brasil tanto en 2015 como en 2016, y ello querría decir bajo potencial de valorización adicional.

Frente a la expectativa de la administración de Grupo Éxito de lograr sinergias por un valor de US$160 millones con la transacción, Credicorp señala que cerca del 28% de esas ganancias son de comercio electrónico que toman tiempo y cambios en los hábitos de consumo. Esto eleva las dudas del precio que pagaría Éxito por GPA no sea muy alto ya que supone un riesgo de realización de las sinergias esperadas.

Adicionalmente, la firma de bolsa señala que el precio ofrecido a GPA supone un  múltiplo de poco más de 20 veces la utilidad por acción, lo que parece un poco alto y poco atractivo pues históricamente la acción de GPA se ha transado en 18,1 veces sus utilidades.

En el caso de Libertad, el precio de la transacción según Casino sería de US$270 millones o 0,55 veces las ventas en 2014, sin que sea claro si ello es un precio alto o bajo.

Lo que sí es claro es que Grupo Éxito financiaría la adquisición con US$350 millones de efectivo que posee y con cerca de US$1.476 millones en deuda. Financiar el 80% con deuda exige mayor diligencia en las condiciones de la transacción y el retorno esperado de la misma.

Por eso mismo, el panorama económico en Brasil y Argentina no hace otra cosa que sumarse a las dudas de la transacción. A forma de simplificación ambos países se enfrentan a problemas que pueden redundar en mayor depreciación o devaluación de sus monedas. 

En Argentina el gobierno se ha resistido a devaluar para evitar una mayor inflación pero su precaria situación fiscal y de ingresos externos hace pensar que tras las elecciones será inevitable algún ajuste. De ser por las diferencias entre mercado oficial y paralelo, la corrección de la moneda podría ser de entre 40% y 60% pero la incertidumbre es alta por cuanto el país ha podido contar con una línea en dólares con China que ha contribuido a estabilizar las presiones del mercado paralelo. En el caso de Brasil, las últimas cifras fiscales señalan un mayor deterioro que pone en peligro la calificación del país y que sugiere una mayor probabilidad de una depreciación del real. Algunas firmas de inversión estiman una adicional depreciación en Brasil superior al  8% para 2016 frente al valor de cierre del pasado viernes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?