| 8/12/2015 5:00:00 AM

Los contrastes en la evolución del mercado de derivados

Mientras el mercado de "forwards" de tasa de cambio se dinamiza con el acelerado aumento de la tasa de cambio, el uso en el sector real y los plazos no amortiguan el efecto cambiario sobre la economía. El resto de mercados derivados no evoluciona. La esperanza es que haya un mayor protagonismo de la Cámara de Riesgo Central de Contraparte (Crcc).

En el mes de junio de 2014, la tasa de cambio se apreció casi 1% llegando a $1881,19. Un año después, en junio de 2015, la tasa de cambio se acercaba a los $2.600, cerrando en $2.585, con una depreciación del 2% durante ese mes, después de que en mayo fuera del 6%. Este aumento fue acompañado por un ascenso en la volatilidad, pues en junio 2015 dicha volatilidad fue mayor a la del último año.

El monto pactado en forwards peso dólar llegó a US$32.255 millones en junio de 2015, un 65% más que un año antes. Claramente el abrupto y dinámico aumento de la tasa de cambio impactó favorablemente los volúmenes de forwards negociados.

Sin embargo, aún con el vertiginoso aumento de la tasa de cambio en el último año, el sector real no se vio proclive en junio de este año a aumentar sus compras a plazo  pues compró US$1.632 millones, un 6% menos que en junio de 2014. Mientras si se sintió inclinado a vender un mayor volumen de dólares, alcanzando un monto de US$1.589 millones o un 28% más que en 2014. Posiblemente en junio, al ver el dólar cercano a los $2.600, el sector real creyó más probable un descenso de la tasa de cambio.

Otro aspecto negativo estuvo determinado por los montos negociados entre 1 y 35 días que ascendieron al 83,3% de lo pactado en el mes anterior, por encima del 77% de un año antes.

Tampoco es favorable en la evolución del mercado de derivados el hecho que el mercado de opciones de tasa de cambio este viendo resentidos sus volúmenes. En junio del 2014 los montos en opciones negociados por todo el mercado habían disminuido frente a los de diciembre de 2013 y comienzos del año, llegando a ser sólo un tercio de estos. Esto a pesar que en junio de 2014 se negociaron US$450 millones de opciones del sector real. Infortunadamente, un año después continuó el descenso en las opciones de tasa de cambio, posiblemente por el costo de la volatilidad y el monto negociado del sector real fue en junio de 2015 menos de la mitad que en igual mes de 2014.

Otro mercado cuyos montos ha disminuido a casi la mitad es el de swaps, especialmente el de peso dólar. Aunque los swaps de tasas de interés han aumentado, los montos son bajos con respecto a los de peso-dólar.

Sin embargo, uno de los eventos positivos para el desarrollo del mercado de capitales ha sido el aumento en montos negociados en forwards entre diferentes pares de monedas, donde si bien los montos son montos pequeños frente al peso dólar siguen creciendo. Tal es el caso de los forwards en yenes y euros cuyos montos mensuales negociados se ubican entre los US$1.000 y US$1.800 millones.

También en el último año se ha consolidado el mercado de forwards de TES con liquidación financiera, que se desarrolla principalmente con entidades financieras del exterior o inversionistas no residentes  (llamados offshore). Mientras en junio de 2013 el monto negociado ascendía a poco  más de $3 billones, desde 2014 se ha ubicado por encima de los $10 billones. El plazo promedio ponderado se ubica en cerca de 15 días.

Un elemento muy importante en el desarrollo del mercado de derivados ha sido el creciente monto liquidado a través de la Crcc, incluso si no son derivados estandarizados. En abril de este año el monto vigente en derivados ascendía aproximadamente a $12,7 billones, un 32,7% más que un año atrás.

El 51% de las posiciones abiertas correspondían a forwards de tasa de cambio, sumando casi $6,5 billones. Otro 24% de las posiciones vigentes con casi $3,1 billones corresponde a swaps en IBR, la tasa de interés de mercado interbancario que se diseñó para superar las falencias de la DTF en reflejar el costo del dinero de los mercados mayoristas. Finalmente, un 20% de los montos vigentes en derivados corresponden a futuros de TES de referencia específica.

La nota preocupante en cuanto a la evolución de los derivados en Colombia sigue siendo el bajo volumen e interés abierto en derivados del mercado de renta variable según se observa en las cifras de la Crcc. Con apenas $30.194 millones en futuros de acciones entregables y $24.782 millones en futuros en acciones de liquidación financiera o apenas $1.754 millones en futuros del índice Colcap, los derivados en estos productos no han despegado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?