| 4/10/2014 7:00:00 PM

Volatilidad en las bolsas de América Latina

Cerraron con resultados mixtos, en una sesión marcada por la volatilidad en Wall Street que lo empujó hacia importantes pérdidas, con especial énfasis en el sector tecnológico, el mismo día en que el FMI aventuró que la recuperación económica todavía es "débil y lenta".

De este modo, el Dow Jones de Industriales, que reúne a treinta de las mayores empresas cotizadas de EE.UU., cedió un 1,62 % hasta las 16.170,22 unidades, mientras que el S&P 500 bajó un 2,09 % y acabó en los 1.833,08 puntos. Aún así, las peores pérdidas fueron para el índice compuesto del mercado Nasdaq, que se desplomó un 3,10 %, en lo que fue su peor resultado desde noviembre de 2011, y que lo reubicó en los 4.054,11 puntos.

El buen dato sobre las menores solicitudes de subsidio por desempleo (que bajó en 32.000 y se situó en 300.000 la semana pasada, el nivel más bajo en casi siete años) apenas incidió en los resultados del parqué neoyorquino y la volatilidad volvió a cobrar protagonismo, después de las subidas y bajadas de estos últimos días.

La jornada coincidió, además, con la reunión conjunta de medio año del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, que se celebra esta semana en Washington, en la que la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, aseguró que la economía mundial está saliendo de la crisis, pese a que la recuperación todavía es "demasiado débil y lenta". Asimismo, expresó su preocupación por las bajas tasas de inflación en los países avanzados: "Una inflación prolongada dañaría tanto el crecimiento como el mercado laboral", dijo la directora general del FMI, quien apuntó que la situación es especialmente preocupante en Europa.

Ante esta situación, Lagarde apuntó que la volatilidad de los mercados es algo con lo que los inversores van "a tener que vivir", unas palabras que lejos de tranquilizar, abrieron un horizonte de incertidumbre hasta 2015, cuando se prevé que la Reserva Federal de EE.UU. acabe con la compra de bonos que inyecta mensualmente.

Los efectos de esta inestabilidad se dejaron sentir de forma desigual en los mercados latinoamericanos, que cerraron con resultados mixtos en sus principales indicadores. El Ibovespa brasileño retrocedió un 0,11 % y cerró la sesión en los 51.127 puntos, tras totalizar negocios por 6.366 millones de reales, unos 2.888 millones de dólares. La plaza mexicana registró las mayores pérdidas de la jornada con un retroceso del 1,20 % en el IPC, que acabó en las 40.447,96 unidades y con un volumen de negocios de 14.693 millones de pesos, 1.127 millones de dólares.

Asimismo, la rueda santiaguina se reubicó en los 3.853,95 enteros al ceder un 0,26 % en una sesión en la que se intercambiaron títulos por 53.295.999.100 pesos, unos 97,79 millones de dólares. En el lado de las ganancias, el índice argentino Merval subió un 0,34 %, hasta los 6.498,35 puntos, tras operar negocios por 79,8 millones de pesos, 9,98 millones de dólares. La bolsa de Colombia avanzó un 0,75 % y recaló en las 1.681,42 unidades, al totalizar 181.143,21 millones de pesos, 93,80 millones de dólares.

El parqué de Lima cerró en los 14.761,33 enteros, tras registrar una subida del 1,29 %, en una sesión en la que se negociaron 30.442.540 nuevos soles, equivalentes a 10.891.785 dólares. El índice IMEBO de Montevideo acabó la jornada en los 3.826,27 puntos, con una subida del 0,15 % y un registro de operaciones por valor de 93.737.843 pesos uruguayos, unos 4.115.612 dólares.

Efe/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?