| 6/20/2016 12:01:00 AM

¿Se le acaba la gasolina a las acciones colombianas?

El mercado criollo inició el año con el pie derecho, sin embargo, esa luna de miel está dando señales de empezar a agotarse ¿Por qué?

Contrario a lo que muchos esperaban, el mercado colombiano empezó el año con el pie derecho. El índice Colcap se disparó más de un 20% hasta un máximo de 1.375,95 en abril. Desde entonces ha estado subiendo y bajando y la semana pasada cerró cerca de 1.307.  

Durante la subida general del mercado hubo un efecto colateral: Un considerable incremento en la creación de unidades del ETF IColcap. Cálculos de Valora Inversiones apuntan a que desde el 1 de diciembre de 2015 las unidades del fondo IColcap aumentaron más de un 30%, pero ahora están naciendo a un ritmo menor.   

¿Qué significa esto?   

Cada unidad del IColcap contiene en su interior las acciones del índice más importante de la Bolsa de Valores de Colombia, es como una porción de pizza cuyos ingredientes son las acciones de las compañías. La receta para hacerla la da la Bolsa de Valores de Colombia cada vez que redefine la composición del Colcap.

El cocinero aquí es Blackrock quien gestiona el fondo y hace más o menos pizza de acuerdo al apetito de los comensales. Este año los más hambrientos han sido los Fondos de Pensiones y los Fondos de Capital Extranjero, como lo hemos contado en varias oportunidades. Ellos compraron unidades del IColcap para beneficiarse de la tendencia general de la bolsa colombiana en lugar de estar eligiendo entre una acción y otra.

Lea también: Las 5 cuestiones clave sobre Colombia para los analistas extranjeros

Esto es bueno pero no tanto, ¿por qué? porque seguiremos dependiendo entonces de que los fondos sigan comprando y los fondos no son eternos compradores sino que tienen un capital limitado asignado para hacer compras en el mercado de renta variable. Cuando se les acaba eso pues no compran más”, explicó Camilo Silva socio-fundador de Valora Inversiones.

Silva y su equipo estiman que la velocidad en la creación de unidades del IColcap está reduciéndose lo que puede ser un indicador de que el impulso se está terminando. En ese sentido creen que una de las tendencias en el mercado para la segunda mitad del año va a ser la selección de ciertas acciones sobre otras.  

Buenas manzanas y malas manzanas

Cuando los mercados no están subiendo de forma generalizada los inversionistas profesionales tienden a ser más selectivos en lo que compran. De alguna forma la cosa se vuelve un poco más gourmet. En lugar de comprar la pizza ya hecha seleccionan ellos mismos los ingredientes de su portafolio buscando más rendimientos.

Esto quiere decir que las características que diferencian a una acción de otra se vuelven más relevantes. Esto porque aún en un mismo país el desempeño de una compañía puede ser muy diferente al de otras: Hay empresas que dan sorpresas positivas a pesar de lo que pasa en sus países y otras enfrentan demasiados problemas.

Normalmente los analistas tratan de guiar a sus clientes con recomendaciones de comprar, mantener o vender de acuerdo a las proyecciones sobre cuánto puede subir o bajar el precio de una acción en particular.

Por ejemplo, en su última proyección de estrategia Credicorp Capital dijo que las acciones colombianas a comprar este mes son Corficolombiana y Cemex Latam Holdings ambas por su exposición al sector de la construcción y específicamente al programa de infraestructura de cuarta generación (4G).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?