| 5/9/2012 12:00:00 AM

Problemas de sucesión

Problemas de sucesión
Las declaraciones de Eladio Aponte Aponte, exmagistrado y hombre de confianza de Hugo Chávez en el poder judicial, provocaron un verdadero terremoto en la política venezolana y amenaza con acabar la aspiración de algunos candidatos para suceder al presidente Chávez.

Aponte fungió durante 10 años como alto juez de la república y dijo que buena parte de las condenas que impartió fueron ‘dirigidas’ desde el Palacio de Miraflores. Sus explosivas declaraciones develaron vínculos de generales y altos mandos del gobierno con carteles de las drogas. La información salpicó al presidente de la Asamblea Nacional –posible sucesor de Chávez– por su amistad con algunos de los mencionados. La existencia de los ‘Narcosoles’, o generales de alto rango vinculados con negocios ilícitos de drogas, era un rumor que corría como pólvora.

Aunque altos funcionarios del gobierno Chávez, como el ministro Nicolás Maduro, han desestimado las declaraciones de Aponte, en la Asamblea Nacional los dirigentes de la oposición han mantenido el tema en el orden del día, buscando que se esclarezca la situación. Hay quienes comparan el escándalo desatado por el exmagistrado con la confesión que hizo el narcotraficante Carlos Lehder, que terminó con la captura del general y presidente de Panamá, Manuel Antonio Noriega, por parte del gobierno de Estados Unidos.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.