| 4/11/2012 6:00:00 PM

Piñera abre el desfile de presidentes en una Cartagena abarrotada

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, abrirá el largo desfile de jefes de Estado y de Gobierno que se producirá en Cartagena hasta el fin de semana por la VI Cumbre de las Américas, mientras los cancilleres de los países participantes comenzaron a llegar para su cita de mañana.

Acompañado de su esposa, Cecilia Morel, Piñera llegará cerca de la medianoche para una visita privada en la que conocerá algunos de los atractivos turísticos del Caribe colombiano de la mano del anfitrión, el presidente Juan Manuel Santos.

De las llegadas de los otros presidentes y primeros ministros no se ha informado con detalle, pero se sabe que el grueso arribará el viernes, día en que algunos de ellos además intervendrán en la jornada de apertura de la I Cumbre Empresarial, uno de los encuentros previos a la cumbre al igual que el Foro Social.

Precedido por un encuentro de jóvenes, el Foro Social fue inaugurado el martes y será clausurado por el presidente de Bolivia, Evo Morales, este viernes.

El Foro engloba reuniones de indígenas, afrodescendientes, trabajadores y organizaciones civiles del continente y sus conclusiones serán presentadas a los cancilleres el viernes.


Más de 8.000 personas son las congregadas esta semana por la Cumbre en Cartagena, donde hoy se veían además numerosos grupos de extranjeros siguiendo las banderitas de sus guías por las estrechas calles de la ciudad, repleta por otro lado de policías, periodistas y delegados de una treintena de países.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegará el viernes y pernoctará dos noches en un hotel de lujo, donde según la prensa local tiene reservadas 341 habitaciones para él y su comitiva.

El mandatario venezolano, Hugo Chávez, enfermo de cáncer y actualmente en Cuba para someterse a radioterapia, solo estará unas horas en Cartagena, seguramente el sábado, según fuentes oficiales colombianas.

Para mañana jueves está prevista la reunión de cancilleres de los países invitados a estas cumbres, que son todos los de América menos Cuba, una exclusión a la que la mayoría de los latinoamericanos quiere poner fin y de la que se va a discutir en Cartagena.

El único presidente de los 34 invitados que no vendrá a esta ciudad, que tiene un centro colonial amurallado que es único por su estado de conservación y tamaño en América, es el de Ecuador, Rafael Correa, que decidió no participar en solidaridad con Cuba.

Sí se van a hacer presentes en Cartagena organizaciones del exilio cubano, que al margen de la Cumbre se proponen abrir los ojos sobre la situación de los derechos humanos en Cuba en una rueda de prensa este jueves.

La falta de libertades en Cuba es el argumento esgrimido por los que consideran, como es el caso de EE.UU., que el Gobierno de ese país no puede ser invitado a estas cumbres, ya que en 2001 los participantes acordaron establecer una cláusula democrática.

Cuba, como en anteriores cumbres, tendrá así protagonismo en la de Cartagena, aún sin invitación.

También lo tendrán las islas Malvinas, como confirmó hoy la canciller Holguín, que señaló que la disputa entre Argentina y el Reino Unido por ese archipiélago se tratará en la reunión de cancilleres y si la presidenta argentina, Cristina Fernández, lo saca a relucir, también en la Cumbre.

Los cinco ejes temáticos de la Cumbre son la seguridad, la lucha contra la pobreza, la prevención y respuesta a desastres naturales, el fomento del uso y acceso a la tecnología y la integración física.

Otro asunto distinto a esos cinco que estará sobre la mesa son las políticas antidrogas y los llamamientos a un replanteamiento como el del presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, que cree que la mejor solución es la despenalización, algo que no comparte la mayoría de sus colegas del istmo.

Los gobernantes de los países del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), del que forma parte también República Dominicana, se reunirán el sábado antes de la apertura de la Cumbre para tratar de unificar posiciones en el ámbito de la seguridad, incluida la lucha contra el narcotráfico.

Según Holguín, a esa reunión están invitados también los presidentes de Colombia y México, dos de los países más afectados por el flagelo de las drogas.

La Cumbre comenzará el sábado con una interpretación del himno nacional colombiano a cargo de la cantante más internacional de este país, Shakira, y tendrá como contracara a la Cumbre de los Pueblos, en la que organizaciones sociales abordarán temas fuera de la agenda presidencial.

Los presidentes y primeros ministros celebrarán una plenaria el sábado con intervenciones de cada uno de ellos, y el domingo
habrá una reunión a puerta cerrada de los titulares sin acompañantes, tras lo cual se ofrecerá una rueda de prensa.

La Cumbre dará como resultado una serie de documentos, de los cuales el más importante es la Declaración final, que está ya prácticamente discutida y cerrada, según fuentes diplomáticas.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?