| 4/10/2012 5:00:00 PM

Chávez, el latinoamericano con más experiencia en cumbres

El venezolano sumaría cuatro cumbres de las Américas y será así el latinoamericano más veterano de los asistentes a la reunión del 14 y 15 de abril, en la que abundarán los "novatos".

En el poder desde 1999 y candidato a la reelección en las elecciones del 7 de octubre de 2012, Chávez ha asistido hasta ahora a la tercera Cumbre de las Américas en Québec (Canadá) en 2001, a la cuarta en Mar del Plata (Argentina) en 2005 y a la quinta en Puerto España (Trinidad y Tobago) en 2009.

Su estado de salud -padece un cáncer y está en tratamiento de radioterapia- ha puesto en duda su presencia en Cartagena, aunque oficialmente es todavía uno de los asistentes confirmados.

Hoy la canciller colombiana, María Ángela Holguín, señaló que Chávez estará en Cartagena, aunque posiblemente no pernoctará en la ciudad, lo que da a entender que solo estará unas horas.

A Leonel Fernández, el presidente dominicano, que dejará este año el poder al ganador de las elecciones del 20 de mayo, solo le falta haber asistido a la cumbre de Québec para igualar a Chávez.

Para el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, será su segunda cumbre continental, al igual que para Felipe Calderón, el jefe de Estado de México; Fernando Lugo, de Paraguay; Evo Morales, de Bolivia, y Daniel Ortega, de Nicaragua, así como para el primer ministro canadiense, Stephen Harper.

Cristina Fernández debutó en una cumbre de las Américas como presidenta en Trinidad y Tobago, pero en la de Mar del Plata (2005) estuvo como primera dama, ya que el anfitrión fue su esposo, Néstor Kirchner, que falleció en 2010.

Evo Morales, que llegó al poder en 2006, estuvo en Mar del Plata pero como participante en la llamada III Cumbre de los Pueblos, cuando era solo candidato presidencial.

El anfitrión de la cumbre de Cartagena, el colombiano Juan Manuel Santos, es uno de los debutantes.

También lo son Porfirio Lobo (Honduras), Laura Chinchilla (Costa Rica), Mauricio Funes (El Salvador), Otto Pérez Molina (Guatemala), José Mujica (Uruguay), Ricardo Martinelli (Panamá), Sebastián Piñera (Chile), Ollanta Humala (Perú) y Michel Martelly (Haití).

Otros novatos son Desi Bouterse, de Surinam, y Donald Ramotar, de Guyana, dos países que integran la Unión de Naciones Suramericanas.

El gran ausente de esta cumbre, Rafael Correa, de Ecuador, que decidió no acudir a la cita de Cartagena en protesta porque Cuba no fue invitada, debutó en la de Puerto España, en 2009.

Además de Dilma Rousseff, Cristina Fernández y Laura Chinchilla, habrá dos primeras ministras, la de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, y la de Jamaica, Portia Simpson-Miller, ambas nuevas en esta lides.

Antes de participar en el encuentro con sus pares, una docena de gobernantes intervendrá en la Cumbre Empresarial de las Américas, que comenzará este viernes y por primera vez se celebra en el marco de la Cumbre presidencial.

El presidente Felipe Calderón, de México, disertará sobre globalización y desarrollo, y los presidentes Sebastián Piñera, de Chile, y José Mujica, de Uruguay, sobre infraestructura inteligente y desarrollo sostenible.

La presidenta Laura Chinchilla, de Costa Rica, y la primera Ministra de Jamaica, Portia Simpson-Miller, hablarán sobre capital humano para la economía del conocimiento, y las ponencias del primer ministro de Canadá, Stephen Harper, y el presidente Ollanta Humala, de Perú, sobre crecimiento económico y recursos naturales.

El presidente de Salvador, Mauricio Funes, y la primera ministra de Trinidad y Tobago, Kamla Persad-Bissessar, sobre desarrollo social y sector privado.

El anfitrión Juan Manuel Santos y los presidentes de Estados Unidos y Brasil intervendrán en la apertura o la clausura de la reunión empresarial.

EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?