| 9/28/2010 10:40:00 AM

Vivienda se encarece en Estados Unidos

El precio de las viviendas unifamiliares en las veinte mayores áreas metropolitanas de Estados Unidos subió el 0,6% en julio, mientras que registraron subidas del 3,2% respecto a julio de 2009, según cálculos difundidos por Standard & Poor's (S&P).

Los índices Case-Shiller, que elabora esa agencia para estudiar la evolución de los precios de la vivienda en las 10 y en las 20 mayores ciudades estadounidenses, mostraron signos de ralentización en los precios de la vivienda, con avances mensuales del 0,8% y 0,6%, respectivamente.

En términos interanuales, el precio de las viviendas unifamiliares en las veinte mayores áreas metropolitanas de Estados Unidos subió un 3,2%, comparado con el 3,3% que los analistas habían previsto. El presidente del Comité de Índices de Standard & Poor's, David Blitzer, manifestó al difundirse los datos que "las tasas de crecimiento interanual en 16 de las ciudades estudiadas y en ambos índices se debilitaron en julio comparado con el mes anterior".

Blitzer afirmó también que estos datos todavía podrían estar influidos por las ayudas a las compras de vivienda, que terminan el 30 de septiembre, y expresó que "cualquiera que esté buscando que los precios de la vivienda vuelvan a los niveles de 2005 ó 2006 puede decepcionarse". El presidente del Comité de Índices apuntó que "a juzgar por el mercado de la vivienda lo más probable es que los precios se estabilicen".

Los últimos cálculos relativos a julio pasado reflejan que los precios medios de la vivienda están en los niveles en que se movían en otoño de 2003, según Standard & Poor's.

Detroit (1,6%), Nueva York (1,3%), Washington (1,1%) y Chicago (1,0%), fueron las ciudades que registraron mayor aumento en los precios en julio respecto a junio, en tanto que Las Vegas (-0,8%), Phoenix (-0,6%), Tampa (-0,2%) y Charlotte (-0,2%), registraron las principales bajadas.

 

A la baja

De otra parte, la confianza de los consumidores estadounidenses en la evolución de la economía del país descendió en septiembre, tras el incremento de agosto y situándose en el puesto más bajo desde febrero, informó la organización The Conference Board. Así el índice de confianza que elabora esa entidad privada de análisis se situó en septiembre en 48,5 puntos, frente al revisado de agosto que fue de 53,3 puntos y frente a los 51 puntos de julio, cuando ya había registrado un notable descenso mensual.

"El descenso de la confianza en septiembre debido a condiciones empresariales y laborales menos favorables va asociado a una perspectiva más pesimista para el corto plazo", dijo la directora del centro de investigación de consumo de The Conference Board, Lynn Franco, al presentar los resultados de esa encuesta realizada a 5.000 hogares estadounidenses.

Franco agregó que la confianza de los consumidores estadounidenses en el estado de la economía "es bastante nefasto, y no se espera que las condiciones mejoren mucho en el corto plazo ni que la senda del crecimiento económico se reanude en los próximos meses".

El subíndice de situación actual (que estudia la confianza que le merecen a los consumidores las condiciones económicas de este momento) cayó a 23,1 puntos en septiembre, desde los 24,9 de agosto; mientras que el subíndice de expectativas (que trata de evaluar la que tendrán dentro de sus seis meses) bajó a 65,4 puntos en ese mes, frente a los 72,5 puntos del mes anterior.

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?