| 4/22/2015 10:00:00 AM

Virtudes y defectos en el liderazgo femenino según Lagarde, Directora del FMI

En entrevista con Moises Naim para el diario El País de España, Christine Lagarde, Directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), resaltó la importancia de ubicar más mujeres en puestos de poder.

A juicio de la Directora de una de las más relevantes entidades multilaterales del sistema financiero mundial, se deben crear más oportunidades para ellas. Incluso manifiesta su inquietud porque de los 24 miembros de la junta de gobernadores del FMI, 23 son hombres. “No puedo corregirlo, porque les nombran sus respectivos gobiernos, pero me alegro de que en los puestos directivos del Fondo ahora haya muchas mujeres”, dice. Lagarde ha sido la cabeza de la entidad en el proceso de estabilizar la economía y el sistema financiero internacional tras la peor crisis global en 80 años.

Para Lagarde, resalta Naim, “designar a mujeres para puestos de responsabilidad no es solo cuestión de justicia. Está convencida de que las mujeres tienden a gestionar el poder mejor que los hombres. Y nunca le ha dado miedo decirlo en público “.

Entre las competencias y atributos de liderazgo de las mujeres, Lagarde resalta que son más incluyentes al gestionar y tienden más a crear consensos, son mejores líderes en tiempos de crisis, administran mejor los riesgos, compaginan mejor diferentes tareas, prestan más atención al detalle y, al mismo tiempo, tienen una visión más global de la vida.

Entre los defectos y obstáculos que tienen los hombres, obstáculo de unos egos inmensos y demasiada testosterona. Y no es poca su experiencia pues el FMI ha estado en recurrentes salones de crisis, donde se necesita ponderación, equilibrio, compromiso y humildad para alcanzar negociaciones y encontrar puntos en común.

¿No es esa una postura sexista?, le ha preguntado Naim.

“No, es la realidad”, contesta sin pestañear Lagarde, quien añade que es algo que ha visto con mis propios ojos “durante mi vida profesional, cuando he sido abogada, gerente de una gran institución internacional, ministra de Economía y directora del FMI. Trato de animar a otros a que pongan a prueba a las mujeres y les ofrezcan la oportunidad de mandar, porque pueden hacerlo, y bien”.

Las palabras de Lagarde, buscan elevar la confianza y seguridad que las mujeres deben tener para aspirar a cargos ejecutivos, de la alta gerencia, donde puedan exponer su potencial y capacidad de liderazgo. .”Los hombres, en general,..dicen lo que quieren decir. Piensan que eso es lo que se espera de ellos. Mientras que las mujeres tratan de persuadir, de demostrar sus argumentos. En ese sentido, yo animo a mis colegas femeninas a tener la seguridad suficiente para lanzarse”.

¿Pueden (las mujeres) tener una carrera profesional de éxito, pasar mucho tiempo en el trabajo y, al mismo tiempo, atender una familia y llevar a cabo todo lo que supone tener hijos y un hogar? le pregunta Naim..“No necesariamente”, responde ella, que se ha casado y divorciado dos veces y tiene dos hijos ya adultos. “Es muy difícil compaginar todas esas cosas. Y no somos perfectas. A veces, tenemos que poder administrar nuestro tiempo y nuestras expectativas, suponiendo que tengamos la confianza necesaria, y estar dispuestas a tardar un poco más, a hacer las cosas en otro orden. Pero no creo que por eso debamos renunciar a salir al mundo y llevar a cabo todo lo que somos capaces de hacer” responde ella.

Lagarde se ha propuesta terminar su periodo al frente del FMI, después que los últimos tres directores renunciaron antes de cumplirse su plazo. Al menos dos de ellos hayan terminado en escándalos públicos y terminaron en prisión.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?