| 3/24/2015 12:00:00 PM

Se dispara en febrero la venta de viviendas nuevas en EE.UU.

El Departamento de Comercio federal informó que las ventas de viviendas nuevas subieron 7,8% el mes pasado a un ritmo anual ajustado por temporada de 539.000, la mayor cifra desde febrero de 2008.

Las cifras de enero fueron revisadas al alza casi 4% a un ritmo de 500.000 viviendas. A pesar de los intereses hipotecarios históricamente bajos y un alza prolongada de ya casi un año en las contrataciones, el 2015 comenzó con poco impulso, razón por la cual el alza en las compras de viviendas nuevas puede sugerir que el aumento del empleo se está haciendo sentir en otras partes de la economía.

El fuerte aumento ocurrió en el sur, y sorprendentemente, en el noreste, que fue golpeado por tormentas de nieve el mes pasado. El precio medio de venta de la vivienda aumentó 2,6% desde febrero de 2014, a US275.500.

Sin embargo, el fuerte invierno ha llevado a los constructores a reducir el ritmo en las viviendas unifamiliares y a cerrar obras. Y las ventas de casas de uso en los primeros dos meses de 2015 van por detrás del ritmo ya débil del año pasado, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.

La construcción de viviendas se desplomó a un ritmo ajustado por temporada de 17% el mes pasado en comparación con enero, y las mayores bajas ocurrieron en el noreste y la zona central, abrumadas por la nieve, reportó la semana pasada el Departamento de Comercio.

Los constructores también se han centrado más en el mercado de viviendas de alquiler, porque los altos precios han reducido la cantidad de compradores potenciales.

Los intereses promedio de una hipoteca fija a 30 años eran de 3,78% la semana pasada, según el gigante hipotecario Freddie Mac. Ese promedio ha bajado de una máxima de 52 semanas de 4,41%, lo que debería ayudar a hacer la compra de viviendas más asequible.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?