| 11/4/2014 6:40:00 PM

Venezuela la emprende contra aerolíneas

El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil de Venezuela (INAC) suspendió de forma temporal la venta de pasajes en el aeropuerto internacional Simón Bolívar de Maiquetía, que sirve a Caracas, por el supuesto incumplimiento de la normativa de publicación de sus tarifas aéreas.

"Suspendida temporalmente venta de boletos a Aeroméxico, Aerolíneas Argentinas, Avianca-Taca, Tame, Santa Bárbara Airlines en oficina de @SVMI (aeropuerto de Maiquetía)", se lee en la cuenta de Twitter del INAC.

Asimismo, en la misma cuenta se indica que la medida solo se aplica en las oficinas del aeropuerto y tiene que ver con el incumplimiento de las disposiciones publicadas en la Gaceta Oficial 40.432 del pasado 12 de junio. Según la publicación oficial, el Estado venezolano exige a los transportistas aéreos extranjeros que operen desde y hacia su territorio que comuniquen las tarifas "con un plazo de 30 días continuos previos a la fecha de ejecución de las mismas".

Se indica, además, que "la autoridad aeronáutica realizará los respectivos procedimientos de inspección, seguimiento, fiscalización y eventual suspensión de operaciones relacionadas con la planificación, ejecución e instrumentación del sistema tarifario de venta de boletos por parte de los transportistas aéreos extranjeros".

Asimismo, la normativa prevé que las aerolíneas deben presentar al INAC "las bandas tarifarias vigentes dentro de los cinco días continuos contados a partir de la publicación en Gaceta Oficial".

Avianca por su parte dijo mediante un comunicado de prensa, que la empresa "ha dado cumplimiento a los requisitos exigidos por el gobierno venezolano en esta materia. Es de anotar que la regulación venezolana conocida por la Aerolínea establece la obligación de notificarle a la Autoridad Aeronáutica de Venezuela las tarifas en los plazos establecidos y con las herramientas proporcionadas por el INAC, Instituto Nacional de Aviación civil, lo cual se ha cumplido en la forma y el tiempo debido. En razón de lo anterior, representantes de la Aerolínea entrarán en contacto con las autoridades aeronáuticas venezolanas para esclarecer este asunto".

Hoy las Aerolíneas Argentinas, empresa controlada por el Estado argentino, aclaró que opera de forma normal en Venezuela a través de un comunicado. La aerolínea informó de que el INAC de Venezuela realizó una inspección a las empresas que venden boletos en el aeropuerto de Caracas y suspendió a algunas de ellas por no publicar las tarifas tal como lo exige la reglamentación venezolana.

Pero aclaró que Aerolíneas Argentinas "no sólo no ha sido suspendida, sino que ni siquiera vende pasajes en el local que la empresa posee en la terminal aérea". "Se deja aclarado entonces que Aerolíneas Argentinas continúa con su venta normal de pasajes a través de su sucursal en Caracas y sus canales habituales", dice el comunicado.

Venezuela se encuentra en una situación crítica en cuanto a su conexión aérea con el exterior debido al impago por concepto de liquidación de dólares por las ventas en bolívares en el país a varias compañías aéreas durante 2013 y 2014.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) cifró en 4.100 millones de dólares el monto no canjeado por el Gobierno a varias aerolíneas por la venta de billetes en bolívares. Ante la falta de pago, compañías como Air Canadá optaron por suspender operaciones en el país, otras como American Airlines disminuyeron de manera drástica sus frecuencias (casi un 80 %) y varias recurrieron a comercializar los cupos en vuelos en otros países.

En Venezuela rige desde hace más de una década un control de cambios que trabaja con tres valores distintos que oscilan entre los 6,3 bolívares por dólar, los alrededor de 11 del Sicad I y los cerca de 50 del Sicad II, por lo que el pago de facturas en divisas depende de que el Estado las otorgue a través de diversos mecanismos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?