| 9/28/2012 4:14:00 PM

Venezuela: sin sobresaltos pero con nervios en la recta final

Queda menos de diez días para las trascendentales elecciones presidenciales de Venezuela y, si se mira fuera de lo que son estrictamente los actos de campaña, la impresión que da es que se respira cierta calma.

;
BBC
No es que se hable de otra cosa, que casi no, es sólo que, a primera vista, da la impresión que los venezolanos se acercan al momento político más importante de su historia reciente con un espíritu de inquietud pero al tiempo de tranquilidad.

La tensión se respira en el ambiente, la gente habla de estar preparado para lo peor, de acumular comida y agua para varios días. "La gente está comprando comida como loca", le dijo a BBC Mundo una vecina de Altamira, una de las zonas más acomodadas de Caracas.

Y sí, no son pocos los que hablan de eso y los ánimos siguen bastante exaltados en los medios de ambos sectores, pero lo cierto es que después de los enfrentamientos de Puerto Cabello, todo ha transcurrido con cierta normalidad entre los ciudadanos de a pie.

Es entre quienes participan más activamente en la campaña donde es más fácil comprobar que el espíritu festivo esconde cierta preocupación e, incluso, disposición a ir más allá de las palabras en caso de que las cosas se pongan feas tras las elecciones.

"Defender el voto"


Para muestra, dos mujeres que hacían campaña de uno y otro lado, dicen que lamentablemente, no pueden descartar que el proceso transcurra con normalidad.

Del lado opositor, una abogada laboralista ataviada con camiseta y bandera de Capriles durante una marcha, le dijo a BBC Mundo que "todas las transiciones son traumáticas".

La preocupación de la mujer, quien prefirió omitir su nombre, se centraba más en que, según ella, sobre todo los jóvenes están más que dispuestos a "defender su voto", es decir, a no permitir que el oficialismo irrespete los resultados supuestamente favorables a Capriles.

"Tenemos un panorama bien complicado que amerita mucho trabajo. Si el cambio sucede como lo esperamos, vamos a entrar en un momento más difícil del que estamos atravesando. La reconstrucción es mucho más difícil que otros procesos".

"No quiero pelea, pero…"


En Petare, el más grande de los populosos y peligrosos barrios de Caracas, una de las señoras que hacía campaña a favor del presidente le comentó a BBC Mundo que acababan de discutir con un grupo de simpatizantes de Capriles que pretendían hacer campaña justo en la misma plaza.

"¿Tú lo ves normal? Que quieran ponerse a hacer campaña aquí al lado. No, los opositores políticos no pueden estar juntos. Les exigimos que se fueran porque la ley dice que no pueden estar a menos de 400 metros", afirmó la mujer.

La mujer, que trabaja en una escuela privada y va a estar en una mesa de votación el domingo como testigo oficialista, asegura que no quiere problemas ni peleas, aunque se muestra preocupada ante la posibilidad de que en Petare haya incidentes.

"Yo ya hablé con la opositora que va a estar en la misma mesa y hasta nos dimos la mano. Jamás he llegado a pegarme con nadie y le dije que no quiero peleas, pero que si hace falta, salimos fuera, no dentro del centro de votación, sino en la calle...".
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?