| 4/22/2011 11:00:00 AM

Venezuela sella salida de la CAN y busca entrada en el Mercosur

Venezuela queda excluida de la Comunidad Andina de Naciones (CAN) al concluir hoy el plazo de cinco años que tenía para dejar atrás obligaciones y derechos en el grupo regional, al que renunció en 2006 cuando también decidió entrar en el Mercosur.

"Se está cumpliendo la formalidad" de dejar transcurrir cinco años "para la salida administrativa del grupo andino (Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú), que tengo la impresión que está llegando a su fin" tras casi medio siglo de existencia, dijo a Efe el diputado y ex ministro venezolano de Hacienda Rodrigo Cabezas.

En cambio, el Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), "lógicamente" ampliado con Venezuela, y el Acuerdo del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú), que se creará el próximo 28 de abril, servirán de base para el nacimiento de la futura "Gran Comunidad Económica Latinoamericana", previó el político y economista venezolano afín al presidente Hugo Chávez.

Sobre el ingreso pleno de Venezuela en el Mercosur, Cabezas recordó que falta únicamente el visto bueno del Senado paraguayo.

"Solo diría que estamos optimistas. Más temprano que tarde nosotros debemos tener una respuesta favorable de parte del pueblo de Paraguay representado legítimamente por el Congreso, por los senadores y diputados" de ese país, instancia donde el asunto se ha demorado luego de que ya fuera aceptado por el Gobierno de Asunción.

El ingreso de Venezuela en el Mercosur ya fue aprobado por los Ejecutivos y Legislativos de Argentina, Brasil y Uruguay, y "al final dominará" en Paraguay "la visión estratégica de que la integración no tiene un color político", añadió Cabezas.

"La integración -remató- supone el respeto pleno a las visiones ideológicas que se puedan tener en América Latina y por ello es posible concebir una integración con la diversidad que siempre estará presente en los Gobiernos de América Latina".

Chávez decidió en 2006 sacar a su país de la CAN luego de que Colombia y Perú anunciaran que negociaban tratados de libre comercio (TLC) con Estados Unidos, lo que el venezolano diagnosticó como una herida "de muerte" al acuerdo andino.

Los TLC son parte, según Chávez, de la "estrategia imperialista" definida por Estados Unidos tras constatar el fracaso, asimismo a mediados de la década, de su empeño por imponer en el continente el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Los TLC, o "alcitas", como Chávez prefiere nombrarlos, buscan por la vía bilateral el dominio de los mercados locales por las empresas estadounidenses, algo que no lograron en la multilateral del ALCA.

Mientras define con Perú y Colombia un nuevo marco comercial, lo cual debe estar listo antes de la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), el 5 de julio en Caracas, a los 200 años de su independencia, Venezuela acordó con esos dos países mantener en vigor hasta entonces las normas de la CAN.

El presidente de la Cámara de Comercio Venezuela Colombia (Cavicol), Luis Alberto Russián, dijo a Efe: "No conocemos que exista un documento escrito que recoja ese acuerdo político" y alertó: "Nos da miedo que cuando el próximo lunes llegue mercancía a las aduanas no se sepa qué régimen arancelario se les va a aplicar".

"El Gobierno de Chávez ha sido muy claro en señalar que se discute con esos Estados de la CAN un nuevo marco y que mientras tanto se prorroga por tres meses las ventajas y las preferencias otorgadas y las que nos otorgaron en el marco de la CAN, de manera que no debería haber absolutamente nada que temer con relación al comportamiento administrativo en las aduanas", señaló Cabezas.

El récord de 12.421 millones de dólares del intercambio anual de Venezuela con sus socios andinos fue impuesto en 2008. De esa suma, 7.290 millones correspondieron al intercambio colombo-venezolano.

Con Bolivia y Ecuador, las otras dos naciones de la CAN, Venezuela acordó a su vez sendos acuerdos sustitutivos llamados de Cooperación y Complementación Económica, con vigencia de cinco años.

Estos acuerdos se rigen por los principios de solidaridad social y complementariedad productiva y comercial que se atribuye la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), instancia que asocia a Bolivia, Ecuador y Venezuela con Cuba, San Vicente y las Granadinas, Dominica, Nicaragua, Antigua y Barbuda.

Estos principios de la ALBA, enfrentados a los de la libre empresa y libre competencia propios de los TLC, permiten el uso del Sistema Único de Compensación Regional (SUCRE), una especie de moneda virtual de intercambio para tratar de superar la que llaman "innecesaria dependencia" del dólar.

 

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?