| 10/9/2009 12:00:00 AM

Venezuela podría caer en recesión en 2009

Tras cinco años de fuerte crecimiento económico, Venezuela probablemente cierre el 2009 en recesión arrastrada por la crisis financiera global que derrumbó los precios del petróleo, admitió el jueves el equipo económico del presidente Hugo Chávez.

Luego de varias semanas de espera, el mercado aguardaba un nuevo paquete de medidas para reactivar el crecimiento y reducir la inflación más alta de la región; pero los ministros de Finanzas y de Planificación y el jefe del Banco Central aseguraron que cualquier anuncio será paulatino y por sectores.

El único elemento confirmado fue que la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) posiblemente lance una nueva emisión este año para recaudar recursos, de la que no se dieron detalles.

Pese a que en una primera intervención el presidente del Banco Central, Nelson Merentes, dijo que esperaban un crecimiento "cercano al cero", minutos después reconocía que el país podría registrar una ligera contracción en el actual ejercicio.

"Con respecto a cómo vamos a terminar en el año 2009, no vamos a terminar creciendo mucho, probablemente podamos decrecer", dijo el funcionario, quien se mostró algo optimista por la progresiva recuperación de los precios petroleros.

Chávez insistió durante los primeros meses del año que la crisis financiera internacional del "capitalismo" no tocaría un pelo al país gracias a sus políticas socialistas, como el control de cambios y de precios vigente desde el 2003.

Sin embargo, el Producto Interno Bruto (PIB) registró en el primer semestre su primera contracción desde el 2003, cuando la economía del país socio de la OPEP se derrumbó tras un paro petrolero orquestado por la oposición para forzar la renuncia del mandatario socialista.

Además, los precios al consumidor han mantenido su escalada de dos dígitos este año pese a la crisis, lo que se ha convertido en un dolor de cabeza para Chávez, en momentos en que se prepara para las elecciones legislativas del 2010 en un entorno económico inestable y con una inflación desbocada.

Novela por capítulos

Ante las expectativas por la conferencia de prensa, el ministro de Planificación, Jorge Giordani, comenzó advirtiendo que las más de 40 medidas que Chávez había anunciado para octubre serán reveladas en capítulo, "como una novela".

Analistas esperan que las medidas se centren en nuevas acciones para reducir el diferencial entre el tipo de cambio oficial y el paralelo -como emisiones de bonos y agilizar la entrega de divisas- y reformas en el sistema bancario para estimular el crédito a sectores productivos.

"No vi nada más allá de inyectar recursos a sectores que ellos consideran estratégicos, los que han denomindao sectores de encadenamiento productivo (...), eso es alimentos, vivienda y energía", dijo Pável Gómez, analista de Políticas Públicas del Instituto de Estudios Superiores de Administración (IESA).

Pese a que bancos internacionales creen que Venezuela se verá obligada a devaluar en el corto plazo, el Gobierno insiste en que eso está descartado por su efecto sobre la inflación.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Alí Rodíguez, confirmó que probablemente PDVSA salga de nuevo al mercado este año para levantar recursos y pagar a proveedores, tras vender en julio US$3.000 millones en bonos a 2011.

El funcionario agregó que PDVSA ya pagó a sus proveedores US$7.000 millones en deudas pendientes, aunque no especificó cuál es el monto que resta por abonar.

Venezuela colocó esta semana bonos por US$5.000 millones para levantar recursos, recoger liquidez y surtir de dólares a empresas y particulares en medio del férreo control de cambios vigente en el país desde el 2003.

Sin embargo, Rodríguez dijo que los nuevos papeles no estarían destinados a aliviar el diferencial entre el tipo de cambio fijado por el Gobierno de 2,15 bolívares por dólar y el llamado paralelo que está impactando en la inflación.

"El objetivo de estas colocaciones no es exactamente el incidir en el llamado dólar permuta, pero si afectan positivamente a los venezolano, mejor", dijo el ministro. 

El jefe del Banco Central dijo que el llamado cambio paralelo debería estar hasta un 60 por ciento por encima del oficial (3,5 bolívares por dólar), aunque no especificó cómo actuará el Gobierno para lograrlo.

La oposición ha criticado que Chávez está endeudando al país para sostener unos controles económicos que le permiten dirigir la economía, mientras que las autoridades económicas insisten en que la relación PIB/endeudamiento sigue siendo "manejable".

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?