| 9/14/2009 12:00:00 AM

Venezuela obtiene crédito millonario para comprar armas rusas

Rusia abrió una línea de crédito de US$2.200 millones para que Venezuela adquiera vehículos blindados y misiles tierra-aire, informó el presidente Hugo Chávez.

Venezuela está comprando más armas porque se siente amenazada por la decisión de Colombia de permitirle a las tropas estadounidenses mayor acceso a las bases militares colombianas, dijo el mandatario Hugo Chávez.  

El líder socialista advirtió que Estados Unidos podría utilizar las bases para invadir Venezuela y tomar el control de los enormes yacimientos petroleros del país sudamericano. Chávez dijo que su gobierno firmó un acuerdo la semana pasada en Moscú para adquirir 92 tanques T-72 de fabricación rusa y sistemas Smerch lanzamisiles con el fin de "incrementar nuestra capacidad de defensa".

Chávez indicó que el gobierno ruso aprobó un financiamiento por 2.200 millones de dólares para armas, y consideró que los venezolanos deben estar agradecidos con Moscú. "Hemos decidido instalar un poderoso sistema de defensa antiaérea", agregó.

Venezuela y Colombia han estado discutiendo desde hace semanas en torno a las negociaciones entre Bogotá y Washington, las cuales le permitirían a las fuerzas estadounidenses incrementar su presencia en siete bases colombianas. Las autoridades colombianas y estadounidenses argumentan que el acuerdo es necesario para combatir con mayor efectividad a los narcotraficantes y a los rebeldes izquierdistas.

Venezuela ya ha adquirido más de US$4.000 millonesen armamento ruso desde el 2005, incluyendo decenas de helicópteros artillados, 24 cazas Sukhoi y 100.000 fusiles de asalto Kalashnikov.

Nadie debería alarmarse por el hecho de que Venezuela esté adquiriendo más armas, dijo Chávez, porque su país "no tiene planes para estar invadiendo a nadie".


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?