| 7/31/2012 6:00:00 AM

Venezuela en el Mercosur: ¿factor de riesgo o de poder?

¿Qué gana y qué arriesga Mercosur al oficializar, este 31 de julio, el ingreso de Venezuela como miembro pleno, tras 11 años de controversias, y con poderosos intereses estratégicos, geopolíticos y económicos de fondo?

La decisión fue adoptada por los presidentes de Brasil, de Argentina y de Uruguay, el 29 de junio, durante la versión 43 de la Cumbre del Mercosur, en Mendoza, Argentina.

Paralelamente, se decidió suspender a Paraguay, el cuarto socio del foro, por considerar que la reciente destitución del ex presidente Fernando Lugo no respetó la cláusula democrática del bloque.

El ingreso de Venezuela se oficializa este 31 de julio, en una nueva cumbre del Mercosur, en Brasilia. La paradoja: por once años, y pese al aval de Argentina, Brasil y Uruguay, Venezuela no había podido ingresar al Mercosur.

El Congreso de Paraguay se oponía, acusando al Gobierno de Hugo Chávez, precisamente, de no ofrecer garantías democráticas.

Cláusula democrática, de aplicación “dudosa”

La forma en que se reemplazó al ex presidente electo de Paraguay “no ha sido limpia”, insiste Susane Gratius, investigadora de la Fundación para la Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior (FRIDE).

Pero igualmente “dudoso” resulta excluir a Paraguay y aceptar a un país “donde el Gobierno participa con ventaja en las elecciones y concentra el poder, con una fachada democrática, pero con una creciente tendencia al autoritarismo”, subraya.

El sucesor de Lugo, Federico Franco, impugnó la sanción impuesta a Paraguay ante el Tribunal Permanente de Revisión (TPR) del Mercosur. Pero el TPR calificó la demanda de "improcedente".

El apoyo de Argentina a Venezuela está “ideológicamente” ligado las simpatías entre Cristina Fernández de Kirchner y la “izquierda populista” latinoamericana, indica Gratius.

Pero Venezuela, “con un gobierno clientelista, con altos niveles de inestabilidad política y corrupción”, será un “factor de riesgo” para el Mercosur, opina. El nuevo socio, que se niega a firmar acuerdos de libre comercio, “complicará la agenda internacional del bloque”, especialmente sus negociaciones para el libre comercio con la Unión Europea, prevé.

Arriesgar, ¿para ganar?


Como sea, hay muchas razones estratégicas para su entrada al Mercosur, explica Gratius. Brasil está interesado en “desarrollar su frontera norte”. Y, según datos del FMI, Venezuela es la quinta economía de la región por producto interno bruto y paridad del poder adquisitivo, después de Brasil, México, Argentina y Colombia.

Con Venezuela, Mercosur alcanzará una población total de unos 270 millones de habitantes.

Se convertirá además en la asociación estratégica con mayores reservas mundiales de petróleo y controlará las mayores reservas energéticas, minerales, naturales y de recursos hídricos del planeta, destaca Ana María Pomi, analista de la agencia de noticias dpa.

Asimismo, la incorporación de casi 30 millones de personas con creciente poder adquisitivo, debe estimular el comercio intrabloque.

Como sea, Caracas aún debe cumplir las normas internas y requisitos económicos del bloque regional. Incorporar, por ejemplo, el sistema de identificación y clasificación de mercaderías (conocido como Nomenclatura Común del Mercosur), para luego aplicar las desgravaciones arancelarias entre los miembros del bloque y el arancel externo común.

Además, Venezuela se enfrenta a sus propios retos económicos actuales, por ejemplo, a sus altas tasas de inflación. Se calcula que la adecuación venezolana apenas se completará en 2014.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?