| 10/31/2013 3:00:00 PM

Cambio controlado en Venezuela

Los turistas podrán cambiar hasta un máximo de US$10.000 al año a una tasa diferente de la oficial como parte de los esfuerzos del gobierno para evitar una devaluación y que esas divisas alimenten el mercado paralelo.

"Las personas naturales no residentes... podrán vender anualmente hasta 10.000 dólares... por los operadores cambiarios autorizados a estos efectos por el Banco Central de Venezuela (BCV), al tipo de cambio de compra que este último determine", informó el Ministerio de Comunicación e Información en un comunicado.

La medida entró en vigor luego de su publicación en la Gaceta Oficial el miércoles.

La tasa turística se aplicará también a las tarjetas de crédito emitidas en el extranjero y que sean utilizadas en el país. "Los bancos autorizados podrán retener 25% de las divisas adquiridas por la aplicación de este convenio cambiario; el resto de las divisas adquiridas deberán ser vendidas al BCV", agregó el escrito.

Venezuela mantiene desde febrero de 2003 un control sobre el tipo de cambio. El precio oficial del dólar es actualmente es 6,30 bolívares, pero su valor en el mercado paralelo se cotiza a siete veces más.

Voceros del gobierno han admitido que el mercado paralelo está generando fuertes presiones en la economía y la inflación. En los últimos 12 meses, los precios han crecido 49,4%, la tasa más alta en más de una década.

Las autoridades niegan versiones recientes de que el gobierno estaría considerando una devaluación debido a una importante merma en las reservas internacionales y aseguran que cuenta con las divisas necesarias para satisfacer la demanda.

La mayoría de los analistas esperan que medidas duras en materia económica sean postergadas hasta después de los comicios municipales de diciembre.


Ap/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?