| 1/11/2013 2:00:00 PM

Venezuela: grandes interrogantes

Varios analistas compartieron sus impresiones sobre la actual situación política de Venezuela: este 10 de enero, el Gobierno dio por inaugurado el período presidencial 2013-2019 de Hugo Chávez.

;
DW
Las agencias internacionales de noticias dieron por hecho que el vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, inauguró el período presidencial 2013-2019 de Hugo Chávez este 10 de enero, a pesar de que el mandatario no estaba en Caracas para tomar posesión de su cargo. Sin embargo, lo que ocurrió o dejó de ocurrir en los alrededores del Palacio de Miraflores, sede del Gobierno local, no está tan claro para todos los analistas políticos.

“¿Empezó un nuevo mandato o un régimen interino”, inquiere Jesús Azcargorta, estudioso del acontecer político venezolano en la Universidad de Rostock. “Y si se trata de una situación extraordinaria y provisional, ¿cuánto tiempo durará? ¿Un mes, un año, o una década?”, insiste el sociólogo. Debido a la convalecencia de Chávez en un hospital cubano, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela no sólo pospuso su investidura como presidente, sino que avaló la legalidad de su ausencia por un lapso indefinido y declaró innecesaria la creación de una junta médica independiente para que lo examine.

¿Está Chávez consciente de lo que ha sucedido en Venezuela desde que lo operaron, hace exactamente un mes? ¿Sabe Maduro realmente si Chávez estará en capacidad de seguir gobernando, o es su cuadro clínico un secreto bien guardado por el Gobierno cubano? ¿Durante cuántas semanas más pueden agolparse las incógnitas sin que el oficialismo se vea obligado a disiparlas? Estas son preguntas relevantes, y sus implicaciones van más allá de la debilidad o fortaleza física del mandatario.

El poder de convocatoria del PSUV

“El secretismo en torno a la enfermedad de Chávez no puede durar mucho tiempo más”, asegura Ana Soliz Landivar, del Instituto Alemán de Estudios Globales y Regionales (GIGA). “Yo supongo que la cúpula del chavismo conoce el estado real de la salud de Chávez, pero imagino que eso no la faculta para tomar decisiones de manera autónoma. Las decisiones de Caracas se están tomando en La Habana bajo la influencia de los Castro. Venezuela, el país con las reservas petroleras más importantes del mundo, está siendo conducido desde Cuba”, sostiene, por su parte, Azcagorta.

Una de las pocas cosas que quedaron a la vista en Caracas este 10 de enero, cuando miles de personas marcharon hacia la zona de Miraflores para demostrar su respaldo al Gobierno, fue el poder de convocatoria del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). “Estratégicamente hablando, organizar esa concentración en las inmediaciones del palacio gubernamental es lo mejor que el partido ha podido hacer para ver cuánta gente puede movilizar sin la presencia de Chávez”, comentó Manuel Paulus, otro experto de la alta casa de estudios de Rostock.

“Por arrogancia o desconocimiento, la oposición venezolana tiende a subestimar al PSUV. Pero, ya en el pasado, ese partido demostró que funcionaba mejor de lo que muchos esperaban. Uno de los factores que explican las victorias del Gobierno en los comicios presidenciales y regionales es justamente el PSUV como institución movilizadora de masas. Y este 10 de enero volvió a hacer una demostración de fuerza al conseguir que tantas ‘camisas rojas’ asistieran a la concentración frente al Palacio de Miraflores”, explica Azcargorta.

“El acto multitudinario que sirvió para dar inicio simbólico al nuevo mandato de Chávez demostró que el PSUV tiene respaldo popular y también el apoyo de las Fuerzas Armadas, de buena parte de los presidentes latinoamericanos y hasta de entidades como la Organización de Estados Americanos (OEA). El secretario general de este cuerpo, José Miguel Insulza, dijo que respetaba la decisión de los tres poderes del Estado venezolano de aplazar la fecha para la juramentación de Chávez como presidente”, señala Soliz Landivar.

La aquiescencia internacional

“Yo entiendo que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) y Petrocaribe defiendan al Gobierno venezolano cuando aplica estrategias políticas como ésta, que a todas luces violan el Estado de derecho, porque esos grupos son financiados por el petróleo venezolano. Pero, a mis ojos, es reprochable que otros Gobiernos de América Latina, y organizaciones como la OEA, la Unasur y el Mercosur no emitieran siquiera una declaración en la que plantearan que en Venezuela están pasando cosas raras”, lamenta Azcargorta.

El politólogo de Rostock agrega que, ante la ausencia de Chávez, el PSUV habría podido ganar tiempo para organizarse internamente sin necesidad de violentar lo establecido en la Carta Magna, es decir, habría podido alegar la falta temporal del presidente el 10 de enero y convocar a elecciones 180 días más tarde. “Yo lo que creo es que nadie quiere ponerse en los zapatos de Chávez a corto plazo. Maduro o cualquier otro líder del PSUV que asuma la presidencia en el futuro tendrá que tomar medidas muy impopulares”, opina.

“Alguno de ellos tendrá que devaluar la moneda y luego explicarle al electorado chavista por qué se vivía mejor durante el mandato de Chávez que durante el suyo. Venezuela se va a ver sumida en una crisis financiera dentro de poco porque Chávez dejó al país en bancarrota. Si se dice que Estados Unidos está al borde del abismo porque tiene un déficit fiscal del 7 por ciento, ¿qué quedará para Venezuela, que tiene uno del 20 por ciento? Ese y otros problemas urgentes van a determinar los escenarios políticos por venir”, prevé el analista.

La especialista del GIGA coincide con Azcargorta: “El Gobierno venezolano tiene muchos desafíos por delante; sobre todo en materia de economía doméstica. En PDVSA, la empresa petrolera del Estado, no se hicieron las inversiones necesarias para garantizar su producción, y es de ella que depende el financiamiento de todos los programas sociales. Está por verse si Maduro tendrá el temple para tomar decisiones incómodas con miras a sacar al país de la mala situación económica en que se halla”, acota Soliz Landivar.
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?